Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inflación 31 may 2017

Agustín Carstens: "La meta de Banxico es lograr una inflación baja y estable"

En lo últimos meses el Banco de México (Banxico) ha realizado una serie de acciones para minimizar el impacto que factores externos han tenido en la economía del país. Ante este panorama, el banco central ha puesto especial atención en el comportamiento de la inflación como uno de los retos de política monetaria más importante porque México enfrenta uno de los periodos inflacionarios más altos de la última década.

Durante su participación en la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, Agustín Carstens Carstens, Gobernador de Banxico, expuso la situación actual de la política monetaria del país, destacando el mandato constitucional del banco central, que es procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional con instrumentos adaptados a un tipo de política aplicada también por otros países, llamada “régimen de objetivos de inflación”.

Carstens afirmó que básicamente el compromiso constitucional del Banxico es lograr la meta de una inflación baja y estable, pues “la mejor contribución que puede hacer el banco central al crecimiento económico del país y al bienestar de la sociedad, es que haya estabilidad de precios, porque sabemos que, si no la hay, eso va a llegar a tasas de interés mucho más altas, erosión de los salarios y de las pensiones”.

Manifestó que se debe estar evaluando constantemente la coyuntura económica del país a fin de identificar las presiones actuales y futuras sobre la inflación, así como considerar la naturaleza de los choques y la evolución de los precios relativos, evitar que estos se generalicen y por ende exista un desanclaje de la inflación.

“La inflación no está fuera de control, ni desanclada

El gobernador de Banxico hizo un análisis retrospectivo sobre los retos a los que se ha enfrentado la institución que encabeza, marcados en tres periodos donde se han recibido choques externos en los precios relativos, que han generado el aumento más reciente de la inflación. El primero entre 2014 y hasta diciembre de 2015 que inició con una apreciación muy abrupta del dólar y una caída en el precio del petróleo, ocasionando una depreciación del tipo de cambio y un aumento de la volatilidad. Sin embargo, la reducción en los precios de los servicios de telecomunicaciones y de los energéticos ayudó a que la inflación cerrará en 2.13% en 2015, la tasa más baja en la historia.

El segundo periodo se ve reflejado entre enero y octubre de 2016, donde los precios del petróleo continuaron a la baja y el proceso electoral en los Estados Unidos, acompañado por la retórica de su ahora Presidente, Donald Trump, al cuestionar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El tercer periodo empezó en noviembre de 2016 y está vigente hasta ahora, marcado por la incertidumbre en torno a la relación bilateral con México, el ajuste en los precios internos de los energéticos, el incremento sustancial al salario mínimo y recientemente el aumento en los precios en productos agropecuarios, que siguen impactando al tipo de cambio y la volatilidad.

Presentación Agustín Carstens

BBVA Bancomer otorgó un reconocimiento al Gobernador Carstens por 37 años de servicio en el sector financiero. Lo acompañan Eduardo Osuna, Luis Robles, Francisco González y Carlos Torres Vila. - BBVA Bancomer

El Gobernador del Banco de México subrayó que ha habido ciertos choques sobre algunos otros rubros de la inflación y efectos indirectos del incremento de los precios de los energéticos, lo que ha provocado diez meses consecutivos con la inflación al alza, ubicándose en 6.17% en la primera quincena de mayo. Una vez hecho este balance, manifestó que “la inflación no está fuera de control, ni desanclada”.

Carstens expuso también que durante este periodo hubo un proceso de aprendizaje con choques en buena medida no esperados que hacen coincidir las expectativas para el inicio del año 2018 de una caída muy importante en la inflación. “El banco central ha realizado un buen trabajo aumentando la tasa de política monetaria, lo que ha ayudado al anclaje de las expectativas inflacionarias, que a su vez derivará en un aumento transitorio de la inflación que es resultado de los ajustes necesarios en la economía”, señaló

El funcionario terminó su participación ante los consejeros regionales de BBVA Bancomer expresando que si no se hubiera hecho nada lo más probable es que se tendrían tasas de inflación cercanas al 8% y hacia finales del año 2018 en niveles alrededor del 7% y dijo que “el punto fundamental es que el Banco ha venido haciendo su trabajo, que no siempre es fácil por el rezago en el que actúa la política monetaria sobre la economía; y también un poco explicarles cuáles son los puntos fundamentales que nosotros tomamos para guiar la política monetaria”.

Otras historias interesantes