Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world 05 ene 2018

Cómo ahorrar en la compra de billetes de avión

Las fiestas de Navidad han obligado a muchas personas, que se han tenido que desplazar fuera de sus lugares de origen, a contratar viajes de avión para volver al hogar familiar y reencontrarse con sus seres queridos. Eso sí, pese a que diciembre no es el período más económico para este tipo de viajes, siempre hay algunas pautas para poder ahorrarse una parte significativa del importe del viaje.

Con las nuevas tecnologías, cualquier viajero puede consultar en distintas webs de las aerolíneas las mejores ofertas de vuelo para unas fechas concretas. Pero, como en muchas otras decisiones, la planificación anticipada puede permitir obtener unos ahorros en la contratación de los vuelos.

Algunas asociaciones de usuarios recomiendan que se comience a planificar y evaluar los precios con una anticipación de unos dos meses, ya que la creencia hasta ahora extendida de que era mejor la contratación a última hora ha caído un saco roto con la irrupción de un buen número de aerolíneas de bajo coste (‘low cost’).

Varios estudios de distintas aerolíneas europeas han detectado que los martes y los miércoles son los mejores días para la adquisición de los billetes. La razón, según los mismos, es que los lunes son el día en el que las compañías anuncian las ofertas del mes y, si no provocan impacto entre los usuarios, los precios comienzan a bajar en los días posteriores.

Si la contratación se hace por internet, el mejor momento para la adquisición de los billetes de la aerolínea es a primeras horas de la tarde (en torno a las 15 horas), ya que es el momento en el que se pueden encontrar con mayor disponibilidad los asientos económicos en las distintas compañías.

Enero, uno de los mejores meses

La aseguradora Zurich recomienda los viernes a primera hora de la mañana para poder conseguir unos billetes más económicos, antes de que “en la tarde el vuelo triplique su valor”. Y esta misma compañía recomienda lo mismo para los domingos, ya que a primera hora se pueden encontrar precios más asequibles que los ofertados según avanza la jornada en horario vespertino.

La adquisición de un vuelo también de manera significativa si se contrata para un periodo de temporada baja o alta. Entre los primeros están los meses de enero, febrero y noviembre. En contraposición, julio, agosto y diciembre son los meses más complejos para encontrar mejores precios, ya que se incrementan entre un 15% y un 19%.

Desde luego, la principal recomendación es la de informarse con tiempo de las tarifas de las distintas compañías y la planificación ordenada del viaje para poder ahorrarse unos cuantos euros antes de la adquisición del viaje elegido o necesario.

En este sentido, algunas organizaciones de consumidores aconsejan no sólo fijarse en el precio, sino en las condiciones en cuanto al equipaje. Algunas aerolíneas puede ofrecer tarifas más económicas, pero en función del número de bultos que se lleven en el viaje la factura se puede incrementar de manera más que considerable.

Otras historias interesantes