Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología Act. 02 nov 2018

Cómo alargar la vida de la batería de tu iPhone

iphone apple tecnología millennials recurso

De todas las mejoras que se esperaban del iPhone, la más procede de la capacidad de la batería. De hecho, esa capacidad que nos señalan cuando se lanzan los móviles se refiere a baterías nuevas, recién estrenadas, pero hay que te tener en cuenta que luego ese componente de nuestro smartphone se va deteriorando con el tiempo.

¿Solo por efecto del tiempo? Muchas veces, nosotros, con el uso que hacemos del teléfono, contribuimos a acortar la vida de la batería y, por lo tanto, logramos que cada día nos dure cargada menos tiempo. Sin embargo hay unos trucos específicos del iPhone, que pueden reducir su carga de trabajo y que, por lo tanto, pueden lograr que te dure cargado un par de horas más, al menos (dependiendo de cuántos de estos consejos sigas).

1.- Sal de las ‘apps’, no las pongas en segundo plano

Un error frecuente es el de pensar que cuando pasamos de una aplicación a otra, la anterior queda cerrada; y no es así. Para cerrar completamente una app debemos pulsar dos veces el botón principal, de modo que nos muestre en miniatura todas las aplicaciones que están en segundo plano en ese momento. Lo mejor es buscar las que no estamos utilizando para nada (ni tenemos pensado usar en muchos minutos) y lanzarlas hacia la parte de arriba de la pantalla con el dedo.

De este modo, dejarán de estar en guardia, cosa que consume batería (y unos pocos datos). El problema de dejarlas abiertas es que están constantemente recibiendo datos para mantenerse actualizadas, lo cual hace trabajar aún más a la conexión wifi o bluetooth, dependiendo del momento.

Si quieres ver claramente cuánta batería han estado gastando las apps del teléfono (y llevarte una sorpresa), puedes entrar en Ajustes / Batería / Uso de la batería, y observarás el porcentaje de gasto que cada una inflige a tu iPhone.

Es cierto que en algunas aplicaciones (por ejemplo, la de Facebook) son muy exigentes con la conexión (y por lo tanto, gastan mucho) y, encima, son difíciles de configurar para que no estén en marcha todo el rato. Piensa en qué casos podría ser mejor desinstalarlas y utilizar la versión web de Facebook o de Twitter a través de tu navegador Safari, que cuando lo cierras deja de pedir conexión.

2.- Utiliza más el ‘modo avión’

El Modo avión de los móviles puede tener otras utilidades en las que no habías caído. Una de ellas puede ser ésta, la de ahorrar batería. Por ejemplo, si vas viajando en tren o por la autopista y no tienes buena cobertura (de modo que ni puedes conectarte ni vas a poder hablar por teléfono), pon el Modo avión. Porque, de hecho, cuando el móvil no tiene buena cobertura, está continuamente buscando un poste nuevo para mejorar la señal, lo cual es un esfuerzo de batería suplementario.

Otro componente que está buscando siempre conexión es el bluetooth. Pero si no sueles usar esa funcionalidad (ni en el coche ni con accesorios en casa), apaga esa conexión; si no, el dispositivo está siempre buscando señal.

3.- Ponlo en ‘bajo consumo’… y más

Otra cosa que es muy útil es poner el iPhone en Modo Ahorro de batería. Entra en Ajustes / Batería y activa la opción Modo de bajo consumo. ¿En qué consiste? Esta opción existe desde la versión iOS 9 y lo que hace es que, cuando el móvil baja hasta el 20% de batería, cambia automáticamente algunos ajustes de funcionamiento para que el móvil no decaiga rápidamente.

Pero no tienes por qué esperar a que llegue ese momento. Puedes activar y desactivar esa posibilidad cuando quieras, porque no pierdes gran cosa. ¿Qué hace exactamente el Modo bajo consumo? Poca cosa: reduce el brillo de la pantalla, deja de darte en pantalla notificaciones de las aplicaciones que menos usas, reduce el tiempo de pantalla encendida (se pone a descansar en menos segundos) y desactiva algunas animaciones que consumen mucha batería.

Y ahí tienes otra pista. Parece un detalle sin importancia pero el brillo de la pantalla consume mucha energía así que, por defecto, tenla siempre en el mínimo necesario para ver bien tu terminal.

4.- Y cuida la batería

Los consejos más sencillos son tres. Primero, mantén la batería siempre que puedas entre el 50% y el 100% de carga, pero no es bueno que esté siempre al 100%; ni que lo tengas siempre enchufado al cargador.

Tampoco es bueno que lo dejes descargado mucho tiempo aunque dejar la batería a 0% y el iPhone apagado durante una hora una vez cada dos meses no es mala idea.

Y por último, dejarlo al sol o cerca de fuentes de calor no le sienta nada bien al componente de la batería y acorta sensiblemente su vida.

Otras historias interesantes