Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 13 jul 2016

Alianza del Pacífico, una gran oportunidad para Chile

Desde su constitución formal en 2012 la Alianza del Pacífico (AP) se ha trasformado en una potencia a nivel mundial. Con 220 millones de habitantes se posiciona como la octava economía del mundo medida por su PIB y la octava potencia exportadora.

Los cuatro países que conforman la AP –México, Colombia, Perú y Chile–  en conjunto reúnen el 38% del PIB total de América Latina y el Caribe, aproximadamente el 50% del comercio exterior de la región y el 44% del total de flujos de inversión extranjera directa. Lo anterior se sustenta en el claro y predecible marco institucional que comparten estas economías, además de un manejo fiscal responsable, entregándole a este bloque una ventaja diferenciadora al momento de atraer capitales extranjeros y enfrentar escenarios externos adversos.

Las fortalezas y gran potencial del bloque quedaron de manifiesto en la XI Cumbre de la Alianza del Pacífico celebrada recientemente en la localidad de Puerto Varas, en el sur de Chile.

Presidentes Alianza del Pacífico

Presidentes de la Alianza del Pacífico

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, sostuvo en la ocasión que “en un momento en que parece reinar el desconcierto y la desintegración por el ‘Brexit’, lo que nosotros estamos haciendo es construir integración pragmática, flexible, realista y lo vamos a continuar haciendo”.

“Estamos convencidos del gran potencial de la Alianza del Pacífico. Las economías que hoy crecen con mayor fuerza miran al Pacífico

De igual forma, el presidente del Grupo BBVA Chile, Manuel Olivares, quien pronunció un discurso en la cena inaugural de la III Cumbre Empresarial del bloque, manifestó: “Estamos convencidos del gran potencial de la Alianza del Pacífico. Las economías que hoy crecen con mayor fuerza miran al Pacífico”.

El máximo ejecutivo de BBVA en Chile afirmó que los países de la AP comparten retos comunes: la necesidad de seguir diversificando sus economías, invertir en la educación de su capital humano, profundizar los sistemas financieros y mejorar las infraestructuras para aumentar la productividad y competitividad.

Y asignó un rol protagonista a BBVA en este proceso: “Queremos ser el banco principal de la Alianza. Tenemos el conocimiento, los recursos y la solvencia necesarias para asesorar y financiar el crecimiento de nuevos negocios”.

La Alianza del Pacífico, una gran oportunidad para Chile.

Pese al complejo escenario económico externo, los cuatro países de la AP continúan creciendo, a diferencia de otras naciones emergentes con marcos institucionales más débiles.

Así, mientras el resto de las economías de América Latina y el Caribe experimentaron un crecimiento promedio del PIB de 1,8% durante el 2015, los países de la AP crecieron un 2,7% en promedio en el mismo periodo.

Logros y desafíos

A cinco años de la creación de la AP destacan logros importantes, como la liberalización arancelaria del 92% del comercio de bienes entre los países miembros o el apoyo al Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) que promueve la integración financiera entre las bolsas de valores de los países del bloque. No obstante, es necesario seguir avanzando en la estandarización de reglas y la facilitación del comercio, especialmente en materia de servicios profesionales, financieros y de comercio electrónico, aspectos en que Chile tiene grandes oportunidades, tanto desde una perspectiva comercial como financiera.

A pesar de que Chile posee más de 50 Tratados de Libre Comercio (TLC) con casi un 80% del PIB mundial, el comercio entre nuestro país y las otras tres economías de la AP es todavía muy bajo, representando solo un 6,3% del intercambio total al año 2015 (gráfico 1). En un estudio realizado por BBVA Research se identificaron los sectores con mayor potencial para aprovechar la AP, detectando que, de 97 sectores posibles, en cada país hay entre 4 y 8 sectores de bienes intermedios y de capital y entre 6 y 8 sectores de bienes de consumo con alto potencial para aprovechar la integración de la Alianza del Pacífico[1]. Ese potencial se puede canalizar a través del establecimiento de cadenas de valor, profundización de exportaciones o fusiones transfronterizas, todo lo cual requiere una mayor integración de los países de la AP
.

[1] En el caso de Chile estos sectores fueron: (1) intermedios y de capital: fertilizantes; papel y cartón y sus manufacturas; madera y sus manufacturas;  máquinas y artefactos mecánicos; productos de molinería, inulina, malta, cereales, y plástico y sus manufacturas. (2) bienes de consumo final: cereales, pasta, pastelería, harina; preparaciones alimenticias, incl. café, salsas; detonantes, explosivos, artículos pirotécnicos; plástico y sus manufacturas; maquinaria y material eléctrico, incl. telefonía, radio, televisión.

Fotografía de Graficos-alianza-del-pacifico-Chile BBVA

En materia financiera, donde el mayor atraso está en la inversión de cartera, tanto el apoyo de las autoridades como del sector privado son muy importantes en la promoción del MILA, plataforma que constituye una gran oportunidad para desarrollar un mercado bursátil regional que continúa siendo muy pequeño a nivel mundial (gráfico 2).

Fotografía Graficos-alianza-del-pacifico-Chile-2 BBVA

Muchos son los desafíos que tiene la AP para continuar posicionándose como potencia económica mundial. Sin embargo, es de gran importancia para nuestro país aprovechar de mejor forma la integración comercial y financiera lograda a través de esta alianza, no solo como herramienta para mejorar la actual condición cíclica de la economía, sino como una estrategia que contribuya a incrementar el potencial de crecimiento en el largo plazo.

Otras historias interesantes