Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Apagón universal: todos unidos en la Hora del Planeta

El Planeta nos necesita a todos. Ayudarlo con un apagón de una hora es algo que significa poco para cada uno de nosotros y mucho para el lugar donde habitamos, y no solo simbólicamente. Un año más, y ya son 12 desde que se lanzara ‘La Hora del Planeta’ promovida por World Wildelife Fund WWF (la mayor organización independiente de conservación de la naturaleza), las grandes capitales de todo el mundo apagan sus luces para combatir el cambio climático.

BBVA se suma un año más y apagará sus sedes en todo el mundo este sábado 30 de marzo en la Hora del Planeta (20.30-21.30  hora local), excepto en Turquía que retrasará este apagón al próximo sábado 6 de abril debido a que este fin de semana se celebran elecciones.

114 edificios y 183 oficinas de BBVA en 113 ciudades en 10 países: España, Portugal, México, Argentina, Colombia, Paraguay, Perú, Uruguay, USA y Turquía se sumarán a esta iniciativa que pretende concienciar de la necesidad de hacer un uso responsable de los recursos del planeta.

La Ciudad BBVA, sede corporativa de BBVA en Las Tablas (Madrid) donde se ubica su emblemática Vela, es uno de los complejos más grandes de Europa iluminado con tecnología LED que además cuenta con un sistema de monitorización con sensores de presencia para optimizar el consumo de la energía. Una sede que este sábado 30 de marzo a las 20.30h se quedará a oscuras.

En 2018, esta iniciativa consiguió apagar un total de 17.000 monumentos; este año se espera seguir superando récords.

BBVA se une al reto de la Hora del Planeta

Lucha común contra el cambio climático

En el caso de España, y según la Agencia Estatal de Meteorología, los días son más secos y los veranos cada vez son más largos (ampliándose nueve días más por década). Por ello cada vez son más las medidas urgentes que se requieren para reducir el calentamiento global y su impacto medioambiental en nuestras vidas.

La primera encuesta sobre el cambio climático elaborada por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la firma de investigación de mercados internacional YouGov refleja que los ciudadanos son conscientes del coste económico que supondría no hacer nada contra el cambio climático. En España estamos concienciados de ello; el 51% de los encuestados considera que la pasividad afectará negativamente a nivel económico por el aumento de los costes de seguros, energía, impuestos y alimentos.

BBVA no mira hacia otro lado y se esfuerza por movilizar el capital necesario para frenar el cambio climático y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La entidad asume su responsabilidad como catalizador del cambio y como responsable de la financiación de las empresas. Con este fin, el banco se comprometió a movilizar 100.000 millones de euros en financiación sostenible entre 2018 y 2025.

cambio-climatico-efecto-bbva

El cambio climático afecta ya a 32 millones de españoles debido a que los días son más secos y los veranos cada vez son más largos, según la Agencia Estatal de Meteorología.

Además, BBVA ha desarrollado un conjunto de normas específicas de ‘due diligence’ ambiental y social en sectores de gran impacto como son la minería, la energía, las infraestructuras y agronegocios.

En su compromiso para gestionar los recursos ambientales y sociales y minimizar los potenciales impactos negativos directos e indirectos, BBVA se compromete a que el 70% de la energía que contrate a partir de 2025 sea renovable. Al mismo tiempo, se marca como objetivo reducir un 68% sus emisiones directas de CO2 con respecto a 2015. A cierre de 2018, el 35% de la energía consumida por BBVA era de origen renovable. Además, la entidad financiera ha logrado reducir un 30% sus emisiones de CO2 respecto al año base (2015).

Otras historias interesantes