Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 19 jul 2019

BBVA Research prevé un mejor segundo semestre para Argentina

Según el informe Situación Argentina de BBVA Research, la estabilidad cambiaria junto con el descenso de la inflación, el repunte de la confianza y la moderación de las fórmulas electorales de los dos partidos con posibilidades reales de un triunfo auguran un mejor segundo semestre este año, con una recuperación del crecimiento económico.

Después de que en el mes de abril el Banco Central de la República Argentina (BCRA) consensuara con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la posibilidad de intervenir dentro de la (ahora) llamada  “zona de referencia cambiaria”, se redujo significativamente la volatilidad del tipo de cambio, lo que conjuntamente con una mayor restricción de la política monetaria  permitió aumentar la oferta de divisas a través de la liquidación de la cosecha y morigerar la demanda. Esta menor volatilidad cambiaria fue determinante a la hora de contener las expectativas de inflación, explica el economista jefe de BBVA Research para Argentina, Marcos dal Bianco.

En vísperas de los escrutinios del mes de octubre, la volatilidad cambiaria podría incrementarse, situación que se verá superada una vez que finalicen las elecciones; sin embargo, las tasas reales se mantendrán en niveles elevados para poder estimular la demanda de pesos y evitar una mayor depreciación.

Respecto de la inflación, se prevé un sendero descendente que termine 2019 en 40% y 2020 en 30%. Las causas que menciona el informe de Situación Económica de BBVA Research son la estabilidad cambiaria y el sostenimiento de la dureza monetaria, además del cese momentáneo en el ajuste de tarifas en lo que resta del 2019.

Según Dal Bianco, la actividad económica tendrá como resultado en todo el 2019 una caída de 1,2%, “pero se encuentra transitando una recuperación trimestral a medida que se materializan los efectos de la campaña agrícola y de las negociaciones salariales”. Para 2020, se espera que la expansión del PIB alcance un 2,5% una vez sobrepasada la incertidumbre electoral.

Este año el déficit fiscal estará levemente por encima de 0% del PIB, por el aumento en el gasto social y la inversión pública, pero está de acuerdo con los “ajustadores” acordados con el FMI. “Para 2020 esperamos un superávit primario de 1% del PIB que implicará un importante esfuerzo de mantener la tendencia de la recaudación tributaria”, estima Dal Bianco.

El sector externo realizará una fuerte corrección desde el déficit de 5,1% del PIB en 2018 a -2,3% este año gracias al superávit en la balanza comercial y el menor déficit en la cuenta de turismo. Sin embargo, el ajuste externo no será mayor dado el incremento en la cuenta de intereses que acumula más de 4pp del PIB por el aumento del endeudamiento. La situación se mantendrá casi sin cambios en 2020, según BBVA Research.

Lo que sucede en el mundo

A escala global, de cara al segundo semestre del año, el crecimiento se estabilizará en niveles más bajos comparado con años anteriores. Los efectos de mayores tensiones comerciales, serán apaciguados con medidas adicionales de estímulo a la actividad, principalmente de carácter monetario.

Por otra parte, el acuerdo con la Unión Europea implica una gran oportunidad para la inserción internacional de los países del Mercosur y propiciará un mayor intercambio intra-Mercosur una vez que se reduzcan las barreras no arancelarias existentes, considera BBVA Research.  Además, el acuerdo reforzará el diálogo político y aumentará la cooperación en ámbitos como la migración, la economía digital, la investigación y la educación, los derechos humanos, la protección del medio ambiente.

Otras historias interesantes