Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Capital humano 11 oct 2019

Las metodologías 'agile' fomentan el aprendizaje permanente

Uno de los principales desafíos para las organizaciones actuales es contar con equipos enfocados en la entrega de soluciones para satisfacer las necesidades actuales y futuras de sus clientes. Así lo reconocieron los expertos que participaron en la reciente edición de Mercer Journey, el encuentro de referencia de los recursos humanos en Argentina.

Para las organizaciones, la adopción de metodologías ágiles implica cambios culturales y en las formas de trabajo ya que fundamentalmente requieren que las personas trabajen en modo aprendiz, sean flexibles, innovadoras y protagonistas de su futuro profesional.

En BBVA, el trabajo “agile” está construido sobre la base de equipos autónomos, multidisciplinares y empoderados. En este viaje de transformación continua, el foco está puesto en obtener resultados tangibles en espacios cortos de tiempo que permitan hacer mejoras permanentes y corregir el rumbo de los proyectos.

Un antes y un después de ‘agile’

A nivel global, BBVA transita desde hace algunos años, un proceso de transformación e implementación de metodologías ágiles. Gustavo Fernández, director de Talento y Cultura de BBVA en Argentina, reflexionó sobre las tendencias del mercado y los cambios que se avecinan durante la 31° edición del evento Mercer Journey, el encuentro más importante de recursos humanos.

Durante su exposición, recordó que BBVA pasó de estar organizada en unidades funcionales separadas a adoptar una estructura ágil, conformada por equipos flexibles,  organizados por tareas, con foco en la entrega de corto plazo y aprendizaje rápido. “Veníamos de una estructura tradicional, hasta que hace unos años y ante la profunda transformación del mundo y del mercado, decidimos adoptar una nueva forma de trabajo. Hoy más de 33 mil personas de BBVA en todo el mundo aplica metodologías ´agile´”, expresó ante la audiencia.

Al respecto, Fernández agregó: “Hicimos una prueba en Europa en el área de banca digital y, dado los buenos resultados, decidimos encarar un cambio organizativo y cultural que implicó deconstruir y volver a construir todos los equipos de las áreas centrales”.

Modo aprendiz: curiosidad y experimentación

El propósito de BBVA consiste en poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era, tanto para sus clientes como para sus colaboradores. En este sentido, la cultura organizacional cumple una función fundamental, ya que acompaña todos los procesos de cambio que se incorporan con estas nuevas tecnologías y con la transformación digital.

Gustavo Fernández aseguró que el ´mindset´ BBVA, entendido como la forma de pensar y las actitudes que se fomentan en la compañía, promueve que los colaboradores se pongan en ´modo aprendiz´. “Hoy es fundamental ser curioso y animarse a experimentar”, aseguró el director de Talento y Cultura.

Otras historias interesantes