Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 29 jul 2020

Martín Zarich: “Con la digitalización, la banca piensa en las necesidades del cliente y cómo resolverlas”

El presidente ejecutivo de BBVA en Argentina, Martín Zarich, compartió en la Universidad del CEMA su visión sobre el recorrido que hace un banco tradicional para transformarse en una entidad digital.

La Escuela de Negocios de la Universidad del CEMA invitó a Martín Zarich a participar en su ciclo de ‘webinars’ brindando una charla sobre ‘Transformación: de un banco a una organización digital’.

En su exposición, moderada por Antonio Marín, vicerrector de UCEMA y José Dapena, director del Departamento de Finanzas de la Universidad del CEMA, el presidente ejecutivo de BBVA en Argentina realizó un recorrido por la transformación digital que está atravesando la organización, describiendo las características de los bancos tradicionales y cómo es la transición hacia un modelo de banco digital.

Entre las diferencias señaladas, destacó como una de las principales el traspaso de la red de sucursales a la posibilidad de que los clientes operen por múltiples canales digitales y aplicaciones móviles. En esta línea, Martín Zarich explica que “cambia el enfoque, ya no se le dice al cliente en qué canal tiene que operar, el cliente decide y no tiene que operar solo en uno, puede hacerlo en todos y a su conveniencia”.

Por otro lado, la transformación organizacional del sistema financiero reestructuró una obsoleta organización en jerarquías y de estructura funcional de trabajo en silos a una modalidad de trabajo ágil y transversal, que permite constituir equipos de trabajo pensados en el desarrollo de proyectos puntuales, que luego se pueden reorganizar para nuevos desafíos.

En este sentido, la banca digital cuenta con procesos más flexibles y dado el uso de la tecnología en la digitalización de las operatorias, se caracteriza por ser sustentable y ‘paperless’. Sin embargo, la diferencia más marcada, es el cambio de enfoque que se da en la oferta de productos: “Ahora, la banca digital piensa en las necesidades del cliente y en cómo resolverlas. La demanda del cliente es la que determina las necesidades, el foco pasa a estar en entender qué quiere el cliente”, asegura Zarich.

‘Fintech’ vs. bancos tradicionales

Martín Zarich, fue consultado por la carrera que se desarrolla entre ‘fintech’ y bancos tradicionales o digitales y destacó que “todas son opciones competitivas y el primer beneficiario es el cliente”. Agregó: “las capacidades de innovación y de desarrollo de la industria no tienen que ser privativos de la banca tradicional”.

También destacó la necesidad de contar con un marco regulatorio competitivo justo para todos los participantes financieros que, a su vez, promueva el desarrollo de una mayor competencia. Y sobre las diferencias, explicó que las ‘fintech’ no cuentan con el ‘know how’ bancario tradicional que se relaciona con la capacidad de análisis crediticio y la gestión de balance.

El presidente ejecutivo de BBVA en Argentina destacó que los bancos tradicionales durante los últimos cinco años están en un camino de transformación hacia la banca digital y están trabajando principalmente en el desarrollo de múltiples canales, en la inclusión de las mayorías en el sistema financiero, en la digitalización de los procesos y en el uso de tecnología más escalable y menos propietaria.

Hacia dónde se dirige la banca

Respecto al futuro de la banca, Zarich menciona como temas principales de debate: cuál es el entorno regulatorio ideal para favorecer la transformación, cómo será la evolución del uso del efectivo para evitar la informalidad y cómo se desarrollará la capacidad de adaptación de los clientes a los cambios culturales que demanda la transformación digital. Al respecto, aseguró que el propósito de BBVA es acompañar a los clientes en dicha adaptación.

En lo que se refiere a los roles presenciales, Martín Zarich destacó que las operatorias en la  red de sucursales estará destinada a brindar asesoramiento y prestación de servicios de mayor complejidad, donde hay una capacidad de aportar valor, lo que requerirá más especialización y el desarrollo de nuevas ‘skills’ por parte de los colaboradores.

Otras historias interesantes