BBVA ha dado un paso relevante en su estrategia inmobiliaria con el acuerdo alcanzado con Metrovacesa Suelo y Promoción (desde ahora Metrovacesa S.A), empresa de la que es accionista. BBVA ha participado en una ampliación de capital no dineraria, junto con el resto de accionistas, por la que el banco transfiere terrenos con alto potencial, destinados a la construcción de viviendas, por valor de 431 millones de euros.

Mediante esta ampliación de capital no dineraria, BBVA consigue un doble objetivo. Por un lado, contribuye a que Metrovacesa se convierta en la promotora líder de España, con una cartera de suelos que supera los 6 millones de metros cuadrados edificables (equivalente a unas 40.000 viviendas). Y, por otro, el Grupo BBVA avanza en su estrategia de desinversión de activos inmobiliarios.

Con este acuerdo, BBVA transfiere 108 activos inmobiliarios, repartidos por la geografía española. Se trata principalmente de terrenos edificables, cuya extensión es de casi 1.500.000 metros cuadrados, donde se podrían construir unas 12.000 viviendas.

Con esta transacción, la participación de BBVA en Metrovacesa aumenta desde un 20,52% a un 29,50%.

Comunicación corporativa