Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 18 jul 2018

BBVA Francés diversifica sus ventas digitales haciendo foco en el ‘open market’

Hace unos años, para gestionar una tarjeta de crédito era imprescindible trasladarse a una sucursal, presentar documentación y llenar una variedad de formularios ante un oficial del banco. Hoy en día, bastan unos pocos segundos para acceder a una evaluación ‘online’ y obtener una tarjeta.

El incremento de las ventas digitales de BBVA Francés ha sido importante en los últimos meses y además de incluir a los propios clientes de la entidad, también quiere aumentar cuota de mercado a través del ‘open market’; es decir, la captación de nuevos clientes en el mercado abierto, con una amplia oferta de productos digitales. Durante el primer semestre del año, el 38% de los clientes digitales han sido captados por estas vías, utilizando plataformas digitales como Google o Facebook.

BBVA Francés está diversificando su estrategia de ‘open market’, que ahora incluye puntos de venta en supermercados, lo que permite a los clientes abrir una cuenta ‘in situ’ y obtener una tarjeta. La entidad se sitúa así como la primera franquicia del Grupo BBVA en América del Sur en captación digital de clientes y la segunda en todo el mundo.

Las innovaciones tecnológicas, que permitieron desarrollar potentes motores ‘online’ de tarjetas de crédito, son un aliado estratégico para ofrecer una propuesta de valor a futuros clientes en ‘open market’. Completando solo cinco datos a través de un móvil o computadora, estos motores ‘online’ permiten, en unos pocos segundos, realizar una evaluación del interesado y asignar de inmediato un límite de crédito a la tarjeta.

Si bien las ventas ‘offline’ siguen siendo importantes, los nuevos clientes marcan el camino de la digitalización. En el ‘open market’, las transacciones digitales con tarjetas de crédito representan el 80% de las ventas en BBVA Francés.

El incremento de las ventas digitales en BBVA Francés no solo incluye a las tarjetas de crédito, también los clientes se han acostumbrado a solicitar seguros, suscribir fondos comunes de inversión y gestionar préstamos personales, entre otros productos.

En 2016 el total de ventas realizadas a través de canales digitales en BBVA Francés representaban el 20%. El uso intensivo de los canales digitales permite ahora prever que las ventas digitales alcancen el 44% al finalizar 2018, y en camino hacia el punto de inflexión del Grupo BBVA, situado en el 50%.

BBVA Francés es la primera franquicia de BBVA en América del Sur en captación digital de clientes y la segunda en todo el Grupo

Agilidad y comodidad

Los actuales y potenciales clientes se benefician con la celeridad en las operaciones y la comodidad en los trámites; pero además, la plataforma digital posibilita un conocimiento más completo de cada cliente y, en consecuencia, una mayor eficiencia en las propuestas comerciales de la entidad.

La selección de las personas más propensas a ser sujetas de crédito se facilita a través del trabajo continuo con Google y Facebook y, de esta manera, se reducen los márgenes de riesgo, permitiendo a BBVA Francés mantenerse entre las entidades con los menores índices de morosidad del sistema financiero.

“Afianzar el ‘open market’ constituye el foco estratégico en el corto plazo, pero con la mirada puesta en atraer hacia esta modalidad a los clientes que aún se manejan acudiendo físicamente a las sucursales o utilizando el ‘call center’”, señala Santiago de Sousa, gerente de Marketing Digital de BBVA Francés.

Todos los avances en materia de transformación digital concretados en los últimos tres años, colocan a BBVA Francés entre los jugadores más destacados del ‘e-commerce’ en la Argentina.

Otras historias interesantes