Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Accionistas 03 jul 2017

BBVA Francés prepara una ampliación de capital de 95 millones de acciones

BBVA Francés pretende aprovechar la mejora en las expectativas de la economía y del sistema financiero de Argentina para crecer. Con el objetivo de acompañar el crecimiento de la entidad, la filial del Grupo BBVA en Argentina ha anunciado al público inversor que está preparando una ampliación de capital de hasta 95 millones de nuevas acciones, que a precios de hoy supone aproximadamente 500 millones de dólares. Esta operación se ofrece tanto en la bolsa de Buenos Aires (BYMA) como en forma de ADS en la bolsa de Nueva York (NYSE).

La ampliación ya contaba con la aprobación de la Junta General de Accionistas de BBVA Francés celebrada el pasado 13 de junio.

Esta ampliación de capital no está ligada a ninguna operación corporativa en marcha en Argentina en este momento. No obstante, también podría destinarse a financiar operaciones de crecimiento no orgánico que puedan surgir en el país en un futuro, si el banco determina que tienen encaje estratégico y económico desde el punto de vista de creación de valor para los accionistas.

Los bancos colocadores de la operación serán el propio BBVA, junto a Morgan Stanley, Citigroup y Credit Suisse. Conforme con lo previsto en la Ley General de Sociedades, los actuales accionistas de BBVA Francés tendrán derechos de suscripción preferente. El derecho de preferencia equivale a una nueva acción por cada 5,6 acciones existentes, hasta llegar a un monto total máximo de 95 millones de nuevas acciones.

BBVA Francés comienza esta semana un roadshow para presentar la operación a la comunidad de inversores, que pasará por Argentina, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y Chile.

Con datos a cierre de marzo pasado, BBVA Francés es el cuarto banco del país por volumen de activos de entre los bancos privados. Tiene 2,4 millones de clientes, 252 oficinas y más de 6.200 empleados. Desde el punto de vista macroeconómico, Argentina presenta unas perspectivas positivas. Tras la recesión en 2016 (-2,3% de caída del PIB), se espera que la economía crezca en torno al 3% en 2017 y 2018. Desde el punto de vista del sistema financiero, se espera un crecimiento significativo del crédito, así como un proceso de consolidación en el sistema.

Otras historias interesantes