Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Asuntos sociales 04 jul 2016

BBVA y la Generalitat acuerdan un proyecto social con la cesión de 1.800 viviendas para familias vulnerables en Catalunya

El Grupo BBVA y la Generalitat han firmado este lunes un acuerdo para poner en marcha un proyecto de vivienda social. En el marco de este convenio, la entidad cederá 1.800 viviendas a la Generalitat de Catalunya, para destinarlas a familias en situación de vulnerabilidad social. El acuerdo tiene una duración de ocho años y durante este periodo la Generalitat lo acompañará con un plan de inserción social, para velar por la mejora de las condiciones personales de estas familias. Con la firma de este proyecto social, BBVA destina más de 7.000 viviendas a alquiler social en España.

Este acuerdo refuerza el compromiso que BBVA tiene con la sociedad catalana, y forma parte del plan de acción del área de Negocio Responsable del Grupo BBVA. Asimismo, se suma a las iniciativas puestas en marcha por BBVA desde el comienzo de la crisis, en el marco de su política social de vivienda.

Cristina de Parias, directora de BBVA España, ha resaltado que “desde hace varios años, en BBVA contamos con una política social de vivienda que garantiza una solución para nuestros clientes en situación de vulnerabilidad. Pero ahora queremos ir más allá. Con este acuerdo, nos implicamos también en el desafío de nuestra sociedad, facilitando el acceso a una vivienda para familias en riesgo de exclusión, sean o no clientes de nuestra entidad. Muchas familias  se van a poder beneficiar de ello”.

En este sentido, ha añadido que “el acuerdo es un ejemplo de respuesta integral y ambiciosa. Suma, por un lado, la cesión de la vivienda por parte de BBVA, y, por otro, un plan de acompañamiento social impulsado por la Generalitat, que garantiza, no sólo un hogar a las familias más vulnerables, sino también unas condiciones mínimas de integración social”.

 

Convenio BBVA Generalitat vivienda

Cristina de Parias y Carles Puigdemont han firmado esta mañana el convenio de cesión de viviendas

La Generalitat será responsable de evaluar, seleccionar y gestionar a los beneficiarios de las viviendas, que deben cumplir los requisitos marcados por la administración catalana. También la Generalitat será quien se encargue de desarrollar un plan de acompañamiento social para velar por la mejora de las condiciones personales y familiares, durante toda la vigencia de la cesión. Con este acuerdo, la Generalitat complementará la ayuda que ya prestan los ayuntamientos de Catalunya, a través del área de servicios sociales.

El acuerdo tendrá una vigencia de ocho años y se llevará a cabo mediante entregas de inmuebles cada seis meses. Los alquileres de las viviendas tendrán una duración máxima de cinco años y el precio, que fijará y recaudará la Generalitat en función de la situación económica de la familia, se situará entre 150 y 300 euros.

El convenio también recoge la creación de una comisión de seguimiento técnico del acuerdo,  formada por representantes de la Generalitat y del Grupo BBVA. Además, se crea un foro de expertos, que se reunirá cada seis meses, en el que está previsto que participen agentes externos y del tercer sector, que sirva de lugar de encuentro y debate sobre la evolución de la vivienda social en Catalunya.

La entrega inicial de las primeras viviendas tendrá lugar en las principales ciudades de Catalunya: Badalona, Barcelona, Girona, Granollers, Hospitalet de Llobregat, Lleida, Mataró, Reus, Sabadell, Santa Coloma de Gramenet, Tarragona, y Terrassa. Además, la Generalitat atenderá las necesidades de emergencia habitacional de otros ayuntamientos.

Política Social de Vivienda de BBVA

BBVA, desde el inicio de la crisis, decidió de forma voluntaria establecer medidas adicionales a las adoptadas por el sector para paliar los efectos de la crisis. Todo ello articulado en torno a varios ejes: ofrecer soluciones a todas las familias con dificultades de pago de sus préstamos hipotecarios; garantizar que cualquier familia, cliente hipotecario de BBVA en riesgo de exclusión, tenga un techo y apostar por el empleo, a través de programas de integración laboral y ayudas económicas.

El Grupo BBVA ya contaba hasta hoy con más de 5.000 viviendas con alquileres asequibles para familias vulnerables en España, fruto de las aportaciones al Fondo Social de Viviendas y a los alquileres sociales facilitados a clientes en situación de vulnerabilidad. Más de la mitad de estas viviendas están situadas en Catalunya.

BBVA considera que la anticipación en la búsqueda de soluciones dialogadas con los clientes es clave y está permitiendo que un elevado número de personas puedan afrontar sus deudas y mantener su vivienda. Desde el inicio de la crisis, BBVA ha refinanciado a más de 67.000 familias, de las cuales 21.000 fueron en Catalunya, ajustando las cuotas a las actuales capacidades de pago.

Entre las diversas iniciativas que BBVA ha adoptado y que actualmente constituyen su política social de vivienda, se encuentran la creación, en enero de 2013, del Comité de Protección del Deudor Hipotecario (CPDH). En él se analizan todos los casos en los que existe un cliente deudor hipotecario del banco, y en el que puede concurrir algún riesgo de exclusión no protegida por la ley. A través de este comité, BBVA garantiza una solución a todos los clientes en riesgo de exclusión.

Asimismo, BBVA suscribió en marzo de 2013 un acuerdo con la Fundación Adecco para ayudar a aquellas familias clientes de BBVA con dificultades en el pago de sus créditos hipotecarios. Este programa incluía orientación, formación y ayuda en la búsqueda de un trabajo, así como ayudas económicas de hasta 400 euros mensuales durante dos años. El 55% de las personas acogidas a este plan encontraron trabajo.

Asimismo, BBVA ha formalizado más de 14.200 acuerdos de dación en pago con sus clientes desde el inicio de la crisis, para que puedan beneficiarse de otras medidas como el alquiler o plan de empleo a través de Adecco.

Otras historias interesantes