¿Cómo se calcula el IPC y en qué ha cambiado la cesta de la compra?

Una vez al mes, el dato del Índice de Precios de Consumo (IPC) protagoniza titulares en los medios de comunicación. La definición de este indicador es conocida; procura medir la evolución del nivel de precios de los bienes y servicios de consumo que adquieren los hogares españoles, pero ¿cómo se calcula?, ¿para qué sirve? y ¿cómo ha variado la cesta de la compra en los últimos años?

Metodología: en busca de un IPC fiable

Igual te interesa…

Fotografía de una cartera con dinero BBVA

Para que un indicador económico sea preciso debe tener dos cualidades: ser representativo y comparable en el tiempo. En este sentido, para que el IPC refleje la realidad económica del momento, se debe procurar que los artículos incluidos en la cesta de la compra que se usa para su cómputo sean los más consumidos por la mayoría de la población, que los establecimientos comerciales de la muestra sean los más visitados y que refleje las tendencias de consumo de los hogares. El encargado de elaborar este índice siguiendo estos objetivos es el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El ámbito poblacional del IPC es la población residente en viviendas familiares, mientras que el conjunto de bienes y servicios incluidos  son los que esos hogares destinan exclusivamente al consumo.

  • Para representar a ese grupo de bienes, seleccionan un conjunto de artículos consumidos habitualmente, cuya evolución de precios es la que va a medirse. Es lo que se denomina cesta de la compra. En el caso del IPC base 2016 (sistema actual) está compuesta por un total de 479 artículos, distribuidos en 12 grupos:


Fuente: INE

Para terminar de diseñar la muestra se realizan otras dos selecciones:

  • De municipios: la muestra consta de 177, entre los que se incluyen las 52 capitales de provincia.
  • De zonas comerciales y establecimientos (centros comerciales, hipermercados, supermercados y tiendas especializadas). En el IPC base 2016 se recogen precios de aproximadamente 33.000 establecimientos diferentes.

La recogida de precios de los artículos se lleva a cabo por parte de los entrevistadores del INE con frecuencias diferentes según los tipos de artículos. Una vez depurados los datos, el método empleado para calcular los índices del IPC en España es la fórmula Laspeyres encadenado.

Así ha evolucionado la cesta de la compra de los españoles

Desde 1936, la cesta de la compra en España ha pasado de estar formada por 139 artículos a un total de 479 en la actualidad:


Fuente: INE

Además de añadir o eliminar productos cada cinco años, el INE también revisa la importancia relativa de cada uno de ellos en la cesta, es decir, las ponderaciones (que se basan la Encuesta de presupuestos familiares):

Así, las ponderaciones actuales del IPC afirman que gastamos un 19,77% de nuestro presupuesto en alimentación y algo más de un 12% en hoteles, bares y restaurantes. A los gastos de la vivienda, por ejemplo, dedicamos un 13,3%, mientras que el 6,73% de nuestro dinero es destinado a la compra de ropa y calzado.

¿Para qué sirve el IPC?

El objetivo principal del IPC es medir la inflación que soporta la economía. Teniendo en cuenta este indicador, junto con las expectativas futuras de actividad y precios, los bancos centrales modulan la política monetaria. No obstante, el IPC ha sido tradicionalmente utilizado con otros fines, tales como  la actualización de las rentas en los contratos de arrendamiento de inmuebles, o en las primas de seguros. También se ha usado como referencia para la negociación salarial y para fijar el incremento de las pensiones.

Comunicación corporativa