Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus Act. 13 may 2020

Científicos españoles investigan el fenómeno de las ‘fake news’ aplicado a la crisis sanitaria del COVID-19

El proyecto RRSSalud investiga la tipología y la dinámica de divulgación de las noticias falsas sobre el coronavirus en redes sociales contribuyendo así a paliar los efectos negativos de esta crisis sanitaria. La iniciativa, coordinada por el investigador Ramón Salaverría, forma parte del programa de Ayudas a Equipos de Investigación Científica de la Fundación BBVA en Economía y Sociedad Digital de 2019. Una de las primeras conclusiones del estudio determina que un tercio de los bulos referidos a la actual alarma sanitaria son contenidos falsos de salud o científicos.

Las noticias falsas, también conocidas como ‘fake news’, son un fenómeno de gran interés para los investigadores por su impacto negativo en las creencias y opiniones de la sociedad. Su estudio suele estar circunscrito a la comunicación política, la opinión pública, el mundo empresarial o cuestiones de medio ambiente, pero en el contexto actual parece más necesario que nunca una investigación científica de las noticias falsas aplicada al ámbito de la salud.

Ramón Salaverría, vicedecano de Investigación de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, junto con dos equipos de la misma universidad y uno del ‘Barcelona Supercomputing Center’ (Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona), han acelerado la puesta en marcha de su proyecto RRSSalud, que nació con el propósito de investigar la tipología y las dinámicas de diseminación de las noticias falsas sobre salud en las redes sociales en España. El proyecto se centra ahora en el análisis de todos los bulos relacionados con el coronavirus, contribuyendo así a combatir sus efectos negativos durante esta crisis sanitaria.

En concreto, “en el período comprendido entre el 14 de marzo y el 13 de abril, hemos tomado como base de nuestro primer análisis las desinformaciones vinculadas a la pandemia detectadas por plataformas certificadas de verificación de noticias en España”, explica Salaverría. De todas ellas, han concluido que un tercio corresponden a noticias falsas sobre salud o contenidos científicos; otro tercio a noticias falsas del ámbito político (pero vinculadas la pandemia); y el último tercio a tipos diversos, donde se encuadran desde estafas mediante ‘phishing’ hasta bulos relacionados con la seguridad ciudadana y las restricciones vinculadas al confinamiento. Bromas o parodias, exageraciones, descontextualizaciones o engaños son las principales tipologías de bulos encontradas.

Ramón Salaverría - Fernando Mucci

Además de explorar la temática, morfología y estrategias retóricas de los bulos sobre salud, el proyecto prevé evaluar la capacidad de los usuarios de internet de discriminar contenidos falsos y verdaderos. Para ello, el equipo multidisciplinar,- integrado por investigadores en las áreas de comunicación social y periodismo digital, salud pública y microbiología, y estadística mediante ‘big data’-, ha combinado metodologías de estudio cuantitativo (análisis estadístico de redes) y cualitativo (análisis de contenido y grupos focales).

Un proyecto al servicio de la sociedad

“El proyecto tiene un componente social, además del científico”, comenta Salaverría. La divulgación de los resultados de esta investigación y la elaboración de una guía de buenas prácticas ofrecen una fuente de conocimiento práctico a las autoridades sanitarias, los medios de comunicación y ciudadanos,- los principales actores sociales que intervienen en la difusión de información sobre la pandemia.

De esta forma, RRSSalud pone a disposición de las autoridades sanitarias las claves para comunicar adecuadamente y atajar la difusión de contenidos maliciosos; sirve de orientación a los medios de comunicación sobre cómo tratar este tipo de información y que no se difundan noticias falsas o que se les dé un tratamiento superficial o sensacionalista; y proporciona a los ciudadanos una serie de indicaciones para evitar creer y difundir noticias falsas relacionadas con la salud.

Otras historias interesantes