Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 21 jul 2017

La Comisión Europea revisa la Unión del Mercado de Capitales

La situación económica y política en Europa está mutando. Basta con pensar en el Brexit y los cambios que puede conllevar la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Por eso, la Comisión Europea revisó el pasado 8 de junio el plan de acción de la Unión de Mercado de Capitales ¿Su propósito? Revisar los objetivos y redefinir los retos más urgentes y relevantes. Pilar Soler, economista de BBVA Research, repasa estas nuevas prioridades.

La Unión del Mercado de Capitales es un proyecto clave de la Comisión Europea cuyo objetivo principal es mejorar la movilidad de capitales y mejorar el acceso a la financiación de las empresas en sus 28 estados miembros.

En septiembre de 2015 se publicó el Plan de Acción original y casi dos años más tarde se ha revisado para redefinir los nuevos retos a los que se enfrenta.

Actualmente, se han llevado a cabo más de la mitad de las 33 acciones propuestas inicialmente. Sin embargo, ha sido necesaria una revisión del plan propuesto en 2015 para adaptarlo a la nueva situación de Europa, condicionada especialmente por el Brexit. Y es que la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea conduce a un nuevo ecosistema financiero para los mercados de capital, ya que el mercado de capital de Reino Unido es el más grande de toda la Unión Europea y proporciona algunos servicios clave, como la gestión de riesgos, al resto de países miembros. Por ello, la salida de Reino Unido de la UE hace más necesaria que nunca la existencia de la Unión del Mercado de Capitales.

¿Cuáles son las nuevas prioridades?

Tras la revisión del Plan de Acción para la Unión del Mercado de Capitales llevada a cabo el pasado 8 de julio, la Comisión Europea ha definido un nuevo programa que ha ordenado en siete categorías prioritarias:

  1. Reforzar la efectividad de supervisión para acelerar la  integración de los mercados a través de reformas en el funcionamiento de las Autoridades Europeas de Supervisión y, en especial, de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (AEVM).
  2. Mejorar el marco regulatorio para el acceso a los mercados de pequeñas y medianas empresas (PYMEs) a través de modificaciones en las reglas ya existentes.
  3. Aprovechar el impacto de las nuevas tecnologías sobre los productos financieros , estudiando la posibilidad de crear un marco de licencia y pasaporte para estas actividades.
  4. Hacer uso de los mercados de capital para fortalecer la capacidad del sistema bancario de financiar la economía real. Aquí, combatir los activos improductivos se ha convertido en un reto para los sistemas bancarios de algunos países.
  5. Afianzar el liderazgo de la Unión Europea en inversiones sostenibles.
  6. Inversión transfronteriza. La idea es promover la distribución geográfica de fondos por distintas jurisdicciones.
  7. Apoyar el desarrollo de los mercados locales y regionales de capital.

Otras historias interesantes