Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

“La competencia con las ‘fintech’ nos hace mejores y más fuertes”

La industria financiera sobrevivirá a la disrupción en el sector, pero solo unos pocos bancos serán capaces de ofrecer la mejor experiencia de cliente, adaptarse al nuevo ecosistema y acometer su transformación digital con éxito. “La competencia con las ‘fintech’ nos hace mejores y más fuertes”, ha señalado José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo y responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA, en el Foro de Supervisión Bancaria del Banco Central Europeo (BCE).

José Manuel González-Páramo ha participado en Fráncfort en una mesa redonda sobre ‘Tecnología y banca’ junto a Dirk Vater, socio de la consultora Bain & Company; y Martin Ford, autor del libro ‘The rise of the Robots’. Esta es la segunda edición del foro bianual del BCE sobre Supervisión Bancaria, inaugurado por Mario Draghi, presidente del BCE; y en el que han participado Danièle Nouy, presidenta del Consejo de Supervisión del Mecanismo Único de Supervisión del BCE; y José María Roldán, presidente de la Asociación Española de la Banca, entre otros ponentes.

Bconomy, inteligencia artificial hacia tu libertad financiera 

Ante la pregunta de cuál será el futuro de la industria, ha reconocido que el sector financiero se encuentra en un momento crucial, con una rentabilidad ajustada por los bajos tipos de interés y todo un ‘tsunami’ regulatorio al que hacer frente. Sin embargo, está en su mano abrazar el cambio tecnológico para sobrevivir a los nuevos competidores digitales. “Lo digital puede ser visto como una amenaza, pero también como una oportunidad de estar más cerca de los clientes, 24 horas, 7 días a la semana”.

Lo digital puede ser visto como una amenaza, pero también como una oportunidad de estar más cerca de los clientes, 24 horas, 7 días a la semana”

José Manuel González-Páramo, durante su intevención en el Foro de Supervisión Bancaria del Banco Central Europeo (BCE) - BCE

En su opinión, el éxito o fracaso de las entidades financieras estará determinado por su capacidad de cuidar su principal activo, es decir, sus clientes, a través de la experiencia de usuario. “Los bancos deben entender que sus clientes están cambiando rápidamente”, ha dicho. En definitiva, las entidades deberán acometer, ha explicado José Manuel González-Páramo, una profunda transformación en tres áreas: la tecnológica, la estratégica y la cultura corporativa.

Un nuevo estándar en la experiencia de cliente

En su opinión, lo más relevante es mantener la confianza del cliente. La confianza permite generar un “círculo virtuoso” para que los clientes den consentimiento a la entidad para usar sus datos, y que la entidad les ayude a tomar mejores decisiones financieras.

La clave, por tanto, está en los datos, que “hacen que está revolución sea diferente”. Hay que entender que la banca actual pasa por hacer accesible y sencillo todo lo relacionado con las finanzas”. Para lograr este objetivo, el ‘big data’ constituye, junto con la inteligencia artificial y el ‘blockchain’, el grupo de tecnologías exponenciales que permiten a la banca adaptarse a los cambios de hábitos de los clientes, especialmente visibles en las jóvenes generaciones (‘millennial’ y ‘centennial’).

Los nuevos modelos de negocio que surgen de esta disrupción hacen posible que las entidades afronten la competencia de los nuevos jugadores digitales, ya sean grandes compañías o ‘startups’. En este sentido, ha recordado que BBVA apuesta por la colaboración a través de distintas estrategias, que incluyen compras e inversiones, alianzas o la creación de incubadoras de ‘startups’.

¿Conoces Bconomy? la app que te ayuda a ahorrar

El presiente del BCE, Mario Draghi, y José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo y responsable de economía, regulación y relaciones institucionales de BBVA - BCE

Un terreno de juego igual para todos

José Manuel González-Páramo ha pedido un “terreno de juego igual para todos los participantes en este ecosistema”. Es decir, una regulación que equipare el tratamiento de bancos, ‘startups’ y otros jugadores ‘fintech’. Adicionalmente, ha señalado que los cambios tecnológicos suponen todo un reto para los reguladores, que pueden ser impulsores o frenos de la revolución digital.

Los reguladores y supervisores deben lograr, ha afirmado, un equilibrio entre una regulación demasiado intensa que frene el desarrollo digital y una regulación demasiado laxa, que no vigile por igual a todos los participantes del ecosistema ‘fintech’. Para ello, considera necesaria la creación de centros de innovación, entornos de pruebas o ‘sandboxes. Los reguladores deben, en su opinión, invertir en capacidades que les permitan entender el entorno actual y desarrollar una nueva mentalidad innovadora y colaborativa.

Los reguladores deben invertir en capacidades que les permitan entender el entorno actual y desarrollar una nueva mentalidad innovadora y colaborativa”

Por su parte, el presidente del BCE, Mario Draghi, ha destacado los avances en materia de supervisión que se han dado en los últimos tres años, durante su discurso en la inauguración del foro. “El supervisor único europeo ha cumplido con las altas expectativas con las que se fundó”, ha afirmado. En su opinión, los bancos europeos están ahora en una posición más sólida y ello permite transmitir la política del BCE a la economía de la eurozona. En resumen, “la supervisión y la política monetaria europeas han demostrado que se complementan bien”.

Otras historias interesantes