Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Pagos móviles 07 nov 2019

Cuando pagar es parte de la experiencia digital

Los pagos tienden a hacerse cada vez más sencillos, pasando a ser una parte más de las experiencias digitales. Esta una de las tendencias destacadas en el pasado Open Summit de Madrid, donde se habló de las nuevas ‘apps’ que unifican todos los medios de pago y de cómo el ‘open banking’ permite integrar soluciones financieras en distintas plataformas.

“Todos tenemos en mente que caminamos hacia una sociedad en la que el efectivo se va a ver desplazado por otras formas de pago, lo que no tenemos claro es cuándo se va a producir este momento y cómo va a ser el viaje”, comentaba Roberto Pagán, director de Medios de Pago y Financiación de BBVA, durante el Open Summit celebrado recientemente en Madrid.

La tendencia es que el efectivo vaya desapareciendo poco a poco desplazado por nuevas formas de pago. Los países escandinavos están siendo pioneros en esta paulatina desaparición del efectivo, junto con China o la India que, a pesar de haber empezado más tarde, están implementando nuevas formas de pago digitales a una gran velocidad, como recordó Pagán.

En este sentido, Asia se ha convertido en todo un referente en cuanto a los nuevos sistemas de pago. Mientras que en Occidente el usuario sigue necesitando varias ‘apps’ para realizar sus distintas operaciones financieras, las soluciones chinas como WeChat y AliPay permiten llevar a cabo cualquiera de estas operaciones en una única interfaz. Según Martina Weimert, directora de pagos de EMEA de Oliver Wyman, esta es la dirección hacia la que se debe dirigir el pago digital. “Si yo soy un consumidor y tengo que hacer pagos, no quiero tener que disponer de PayPal, Apple Pay y Bizum, quiero una sola ‘app’ con la que pueda desde pagar mis facturas hasta hacer mis transferencias”, señalaba.

Roberto-Pagán-Open-Summit

Roberto Pagán, director de medios de pago y financiación de BBVA.

Una solución similar a las chinas es la que ofrece la empresa colombiana Rappi, que ha irrumpido para cambiar el panorama latinoamericano, “Queremos ser el WeChat de Latinoamérica”, señalaba Julián Mayorca, head of Revenue de Rappi. Esta empresa, con cuatro años y presencia en nueve países, se ha convertido en uno de los ‘unicornios’ (empresas valoradas en al menos 1.000 millones de dólares) de Latinoamérica. Lo ha conseguido gracias a una ‘app’ móvil que permite realizar todo tipo de pedidos a domicilio, desde comida hasta dinero, aceptando como método de pago tanto las tarjetas como el efectivo. Según Mayorca, para Rappi la clave está en facilitar al máximo la conveniencia y por tanto su objetivo es que la gente encuentre todo lo que necesite dentro de la aplicación.

Carlos López-Moctezuma, responsable global de Open Banking de BBVA, hacía referencia a cómo la llegada de los ‘millennials’ y de las nuevas generaciones de nativos digitales, está provocando un cambio radical en la interacción de los usuarios con los servicios financieros. Una nueva realidad que lleva a los bancos a tener que concebir sus productos como algo totalmente distinto a lo conocido hasta ahora. “Nos lleva a tener que empezar a pensar mucho más en experiencias que en productos”, comentaba López-Moctezuma, para quien el pago va a ser una parte integrada dentro de un servicio, que pasa a un plano casi imperceptible, como ya sucede en algunas ‘apps’ de transporte, como la de Uber, por ejemplo.

Carlos-López-Moctezuma-Open-Summit_opt

Carlos López-Moctezuma, responsable global de Open Banking de BBVA, Elías Ghanem de Capgemini y Juan Carlos Rodríguez de Uber.

Este tipo de experiencias son posibles gracias al  ‘open banking’, que permite incorporar productos financieros en plataformas de terceros y crear así estos nuevos ecosistemas digitales, que a su vez permitirán al cliente realizar cada vez un mayor número de operaciones en una única plataforma.

Los ‘millennials’ y las nuevas generaciones de nativos digitales están provocando un cambio radical en la interacción de los usuarios con los servicios financieros

Un ejemplo de éxito de ‘open banking’ es precisamente la  colaboración que BBVA mantiene con Uber en México, que han desarrollado conjuntamente la ‘Tarjeta Socio Conductor’. Este es “el primer producto que vive dentro de la ‘app’ de Uber”, según aseguraba Juan Carlos Rodríguez, responsable de negocio de Uber en México, quien dice que se trata de una servicio diseñado para aquellos conductores que no tienen tiempo para ir a un banco o que ni siquiera disponían de una cuenta previa. “Para en torno el 30% de los conductores ésta va a ser su primera experiencia bancaria”, resaltaba.

Gracias a esta sinergia, lo único que tienen que hacer todos ellos para poder abrirse una cuenta es entrar en su ‘app’. Así Uber pone a disposición de BBVA a todo su ecosistema en México, que representa a 250.000 conductores y 8 millones de usuarios. Pero con un modelo de negocio en el que BBVA está totalmente integrado en Uber, y solo es visible para los clientes finales a través la tarjeta física. “No es fácil  encontrar un banco capaz de hacer esto”, reconoció Rodríguez.

“Nosotros creemos que en estos ecosistemas digitales tenemos que ser los facilitadores para que las personas puedan vivir las experiencias que deseen y el ‘open banking’ nos lleva a eso”, concluía López-Moctezuma.

Otras historias interesantes