Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Sostenibilidad 06 jun 2018

En el Día Mundial del Medio Ambiente BBVA Francés iluminó su torre de verde

BBVA Francés se sumó a la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente e iluminó de verde su torre emblemática de Buenos Aires, bajo el mismo lema que une la jornada en todo el mundo: ‘Un planeta sin contaminación por plásticos’.

En 1974, el 5 de junio fue instaurado por las Naciones Unidas como el Día Mundial del Medio Ambiente, que tuvo y tiene como objetivo central constituir una jornada de toma de conciencia de las dificultades que genera el deterioro del hábitat  y la necesidad de poner en acción prácticas para proteger al planeta.

El lema de éste 5 de junio de 2018 adquiere relevancia, dado que en el mundo se utilizan anualmente unos 500.000 millones de bolsas de plástico y cerca de ocho toneladas terminan contaminando los océanos, según datos oficiales de la ONU.

A nivel global, BBVA ha impulsado políticas vinculadas a la biodiversidad, el cuidado de la ecología y el consumo energético, con el objetivo de alcanzar un mundo sustentable.

BBVA se sumó con fuerza a esta jornada iluminando de color verde sus edificios más emblemáticos. En la Argentina, se iluminó con luces verdes su edificio de Buenos Aires, que se asoma como uno de los más altos y modernos de la ciudad, convirtiéndose en un auténtico símbolo en la noche porteña.

La Torre de BBVA Francés, un edificio sustentable

La torre de BBVA Francés, inaugurada en 2017, fue ideada para cumplir con los más altos estándares de sostenibilidad. Cuenta con la certificación ‘LEED Gold’ -Leadership in Energy & Environmental Design-, uno de los certificados internacionales de construcción sostenible más exigentes, que garantiza tanto el respeto al medio ambiente como el máximo confort para los empleados que trabajan en un lugar como este.

Los  edificios que cuentan con el certificado ‘LEED Gold’ están preparados para cumplir con requisitos estrictos como exponer su compromiso con el medioambiente y la sociedad, reducir la emisión de gases dañinos, presentar reducción de costos operativos, contar con espacios salubres y seguros, y  mejorar el nivel de satisfacción laboral.

Asimismo, en el edificio se adoptan otras políticas relacionadas con el cuidado de los recursos, como lo es la utilización del agua de lluvia para el riego por goteo, para lo cual se posee colectores en la terraza que además alimentan las duchas del subsuelo y gimnasio con agua caliente.

La torre tiene, además, un sistema de control que regula la iluminación en función de la luz natural; cuenta con un sistema de calefacción central que garantiza una temperatura de confort en todas las áreas del edificio y sostiene y promueve prácticas de separación de residuos en origen.

Otras historias interesantes