Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 19 jul 2019

Internet de las cosas: su impacto en el mundo de los seguros

Nuevas oportunidades se abren para el sector gracias al internet de las cosas (IoT), como el desarrollo de nuevos productos, la prevención de riesgos antes de que ocurran y una asistencia mucho más personalizada.

En los siglos XVII y XVIII, alrededor de las mesas del Café Lloyd de Londres, comerciantes y empresarios empezaron a compartir los riesgos del transporte marítimo y sus cargas dando pie a una revolución mercantil: el nacimiento de las primeras aseguradoras. Hoy en día los seguros están presentes en nuestra vida de forma habitual. Con ellos cubrimos los riesgos en el hogar, en el automóvil o nuestra propia vida. Y posiblemente, ahora mismo, nos encontremos ante una nueva revolución digital en el sector: cómo el internet de las cosas (‘big data’, ‘machine learning’, dispositivos conectados y analítica) puede modificar la forma de actuar de las aseguradoras, cada vez más centradas en las necesidades reales de sus clientes y en los datos en tiempo real que en el proceso de venta de un producto.

“El IoT abarca a todos los mercados porque todos los sectores van a necesitar estar conectados y van a necesitar el análisis de datos para mejorar sus tareas”, explica Gloria Niño, fundadora y gerente de Bismark, una empresa colombiana que ofrece servicios de IoT. Y añade: “La clave del IoT es la integración y la conectividad. Conseguir que una plataforma con diversas aplicaciones en la nube que recoge datos enviados por unos sensores en el campo de estudio se integre con otra plataforma centralizada del cliente para que realice su propia exploración de datos y su propia analítica”.

Las grandes firmas aseguradoras no son ajenas a estos cambios y están atentas a las innovaciones tecnológicas que puedan tener un impacto en sus negocios. Una encuesta realizada por Accenture apunta que el 39% de las grandes compañías de seguros ya está trabajando en productos y servicios relacionados con el IoT y el 44% cree que este segmento de negocio será cada vez más importante para conseguir ingresos. Porque a través del IoT se abre una nueva puerta a la hora de valorar los riesgos y su prevención al tiempo que se reducen los desembolsos de las compañías y se pueden ofrecer servicios y productos más personalizados a sus clientes.

El sector asegurador ya trabaja de la mano con empresas de servicios de IoT y con ‘startups’ tecnológicas en tres campos muy concretos de los seguros: automóvil, salud y hogar. Lo hace a través de dispositivos y su conectividad, cada vez más importantes en un mundo en el que se estima que para 2020 habrá 50.000 millones de dispositivos conectados, según señala un estudio realizado por la asociación tecnológica Comptia.

El 39% de las grandes compañías de seguros ya está trabajando en productos y servicios relacionados con el IoT y el 44% cree que este segmento de negocio será cada vez más importante

Prevención de riesgos en el hogar

Los hogares inteligentes ya no son un sueño de ciencia ficción y hoy en día podemos contar con un hogar en el que las ventanas, las puertas, las luces y la temperatura se controlan desde una ‘app’. Este es el proyecto de Vivint, una empresa americana que empezó en 1999 como un proveedor de alarmas, y que en 2013 lanzó su servicio para centralizar varios servicios (temperatura, sensores de movimiento, cámaras en las puertas) con un control remoto a través de una ‘app’.

De esta forma, el cliente puede adelantarse a que ocurra un accidente en su hogar, teniendo una sensación de seguridad que antes no tenía. En el futuro, el sector se transformará a pasos de gigante y adoptará con mayor fuerza las próximas innovaciones. Banca y seguros, según la consultora Cisco, va a ser la cuarta industria más impactada por IoT después de la  manufacturera, el comercio ‘retail’ y los servicios de la información.

Otras historias interesantes