Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad 19 jul 2016

El precio del cobre cae al nivel más bajo de los últimos siete años

El cobre ha iniciado de la peor manera el nuevo año: las turbulencias en el mercado chino en los primeros compases de 2016 han afectado a la cotización de este metal, que en las últimas jornadas ha cotizado por debajo de 2 dólares por libra, su nivel más bajo en siete años.

El precio del cobre vive uno de los momentos más bajos de la última década. La materia prima cotiza a su nivel más bajo de los últimos siete años, según los datos de la Bolsa de Metales de Londres (LME). Hay que remontarse  a diciembre de 2008 para ver un nivel inferior: 1,39 dólares. Tras repuntar hasta los 4.60 dólares en 2011, no ha dejado de caer de nuevo hasta situarse algunos días por debajo de los 2 dólares. Es decir, una caída superior al 55% desde ese nivel.

El precio del cobre genera nerviosismo en las bolsas chinas

La situación actual se debe, en opinión de los expertos, a las turbulencias en los mercados de China, que están generando gran nerviosismo entre los productores de cobre en el comienzo de año. La desaceleración económica del gigante chino es un factor clave, pues la demanda de cobre está decayendo, y con ella el precio del metal. A esto se suma el fortalecimiento del dólar y la actividad especulativa de agentes no comerciales, que mantienen posiciones cortas con respecto al precio del metal. Tampoco ayuda el descenso del precio del petróleo, que abarata los costes energéticos de producción y, en consecuencia, el precio final de venta del cobre.

Los países más afectados por el descenso del precio del cobre son Chile, China, Perú y Estados Unidos. El primero de ellos produce casi un tercio del cobre en el mundo (un 31%). Le siguen, China con un 9% y Perú y Estados Unidos con un 7%. Si hablamos de los principales consumidores, el orden es el siguiente: China, con un 50%, Estados Unidos, con un 8% y Japón y Alemania, con un 5%.

Desde el gobierno chileno han afirmado que hay que ser cautos y estar expectantes ya que estos niveles pueden perdurar lo que queda de 2016 y 2017. “No esperábamos que fuera un ciclo tan extenso a la baja”, ha señalado la titular de minería del país andino, Aurora Williams. “Inquieta, ya que por cada centavo de dólar promedio anual que cae el precio del metal rojo, Chile deja de percibir unos 128 millones por menores exportaciones y el fisco alrededor de 60 millones”, ha agregado.

Chile: menos recaudación de impuestos

Según el secretario de Estado de Energía, Máximo Pacheco, desde mayo de 2015 hasta hoy los ingresos fiscales de Chile se han resentido por el descenso del precio del cobre. “El presupuesto de 2016 del país se elaboró con un precio del cobre de 2,5 dólares la libra. Mientras no se despeje la incertidumbre de la economía china, hay que acostumbrarse a esta volatilidad en un precio que no responde a estrictos fundamentos de mercado”, ha señalado en declaraciones públicas.

Ante este panorama, Hermann Esteban González, del servicio de estudios de BBVA Research Chile, estimaba en un artículo de noviembre de 2015 que un precio del cobre a niveles de 2 dólares o menor “no significaría una presión adicional al financiamiento del presupuesto del presente año que requiera liquidar activos o hacer un ajuste significativo del gasto, aunque sí llevaría a usar el tope de emisión de deuda autorizado por el Congreso relacionado al déficit de 9.000 millones de dólares”.

“Las razones de por qué un precio del cobre tan barato no presionaría las necesidades de financiamiento el próximo año son diversas”, explica González. “El efecto compensatorio de un mayor tipo de cambio que acompañaría a la caída del precio de este metal; que los ingresos por cobre de Codelco (Corporación del Cobre) estimados por Hacienda están cerca del suelo que debe traspasar esta entidad por la Ley Reservada del Cobre y que el Gobierno solicitó un espacio de emisión de deuda equivalente a 9.000 millones de dólares para financiar un déficit estimado de 7.740 millones”, explica.

Por ello, el presupuesto ya considera una holgura de 1.260 millones de dólares para financiar escenarios más adversos”, continúa González. Si el escenario empeora aún más, el gobierno optaría en primera instancia por ajustar el gasto público, antes de hacer uso de los fondos soberanos o solicitar autorización para expandir las emisiones de deuda.

En Perú, el cobre ocupa el primer lugar en valor de sus exportaciones con un total de casi 9.000 millones de dólares, el 22% del total. Miguel Palomino, del Instituto Peruano de Economía, comenta que, a pesar del bajo precio, los proyectos mineros siguen siendo rentables y a los que ya están en marcha, no les “afectará en gran medida”. Eso sí, afirma que “los planes de este sector que aún no han empezado la producción podrían extender el plazo de inicio”.

Queda claro, en todo caso, que los países productores van a estar este año muy pendientes del desempeño de la economía china y, a la vez, resignados ante la previsible volatilidad de los mercados en 2016.

Otras historias interesantes