Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca digital 11 ago 2021

10 años de la ‘app’ de BBVA

BBVA-10_años_app-apertura

La ‘app’ de BBVA en España está de aniversario. Referente mundial del sector bancario, cumple 10 años como elemento clave en la apuesta del banco por liderar la digitalización bancaria en el país. Desde 2011, la aplicación ha adaptado sus funcionalidades a los tiempos y las necesidades de los clientes: en sus inicios permitiéndoles operar a distancia con facilidad y total seguridad, y a lo largo de los años con el despliegue de un amplio abanico de herramientas personalizadas para ayudarles eficazmente a tomar decisiones sobre sus finanzas personales.

La historia empieza en el verano de 2011. BBVA lanza 'BBVA Móvil', por entonces la primera aplicación del mercado de banca móvil con tecnología 100% nativa para iPhone. Esta ‘app’ permitía a los clientes y usuarios del ‘smartphone’ de Apple consultar su posición global en BBVA, así como sus movimientos en cuentas y tarjetas, realizar transferencias, traspasos, bloquear tarjetas, consultar sus planes de pensiones, o recargar el saldo del móvil, entre otras.

Meses después, la ‘app’ se hizo extensible para Android, BlackBerry y Windows, los sistemas operativos que completaban el mercado hace una década. Además, ‘BBVA Móvil’ incorporaba como novedad el servicio ‘Efectivo Móvil’, una aplicación que permitía enviar dinero desde un teléfono a cualquier persona simplemente conociendo su número de teléfono móvil.

El objetivo de BBVA con el lanzamiento de la ‘app’ móvil era facilitar el día a día de sus clientes brindándoles la oportunidad de realizar sus operaciones más comunes desde la palma de su mano. Una aplicación que nació de escuchar y entender a los usuarios, para conseguir así la aplicación perfecta para sus necesidades. Y todo ello, sin descuidar la seguridad. Una esencia que se ha mantenido durante estos 10 años.

Pagar con el móvil

Era la primera piedra de un camino en el que, a lo largo de los años, ha ido incorporando mejoras para facilitar las gestiones financieras de los clientes en su día a día. El lanzamiento en diciembre de 2013 de BBVA Wallet supuso un punto de inflexión en el universo digital del banco. A través de la ‘app’, los clientes podían gestionar sus transacciones con la tarjeta y permitía convertir el ‘smartphone’ en un medio de pago en establecimientos con TPV mediante un adhesivo que se pegaba en el teléfono.

Además, el cliente recibía una notificación en su terminal móvil con cada operación de tarjeta realizada, reforzando así la seguridad contra el fraude. Como novedad importante, permitía activar y desactivar las tarjetas sin necesidad de acudir a un cajero u oficina bancaria, e incluso bloquearlas. También facilitaba poder financiar los pagos realizados con las tarjetas de crédito. Una funcionalidad que se convirtió en el primer producto digital global que se implementó en todas las geografías donde BBVA estaba presente.

Posteriormente, BBVA Wallet se integró dentro de la ‘app’ de BBVA España, con el objetivo de tener toda la operativa disponible desde una única aplicación móvil.

La ‘app’ se moderniza y se abre para los no clientes

Un nuevo diseño más ágil, intuitivo y que permite a los clientes tener un mejor acceso a todas las herramientas y servicios. Esa fue la esencia de la renovación de la ‘app’ de BBVA en 2017. Una actualización que hizo más accesibles los servicios que el banco brinda a sus clientes.

Justo un año después, la ‘app’ integró el servicio de agregación, muy innovador en su momento, ya que permitía no solo visualizar las posiciones de los clientes de BBVA en otros bancos; sino que esa información también se tenía en cuenta a la hora de valorar la salud financiera de cada cliente.

También se abrieron ciertas experiencias a usuarios externos a BBVA, como BBVA Valora, que permite conocer la valoración estimada de una vivienda y facilita la decisión de compra o alquiler. Unos pasos previos a un momento clave en la historia de la aplicación en España: la posibilidad de que cualquier usuario pueda utilizar la ‘app’ de BBVA. Este desarrollo, implementado en abril de 2021, permite a aquellos usuarios que no sean clientes del banco en España realizar algunas operaciones, como iniciar pagos, con su aplicación móvil.

Personalización de la ‘app’ para mejorar la salud financiera

BBVA acaba de renovar de forma integral la experiencia que ofrece a sus clientes sobre salud financiera, con el objetivo de lograr una ‘app’ más personalizada e intuitiva. Gracias a este servicio, los clientes cuentan con una visión global de su economía, lo que les permite tomar mejores decisiones a corto y largo plazo.

BBVA

Entre las grandes novedades, los clientes pueden conocer su patrimonio neto, su capacidad de endeudamiento, análisis de los gastos recurrentes en suministros, suscripciones o una estimación de sus gastos anuales. Todos estos datos se complementan con sugerencias proactivas para ayudarles a gestionar mejor sus finanzas. Y no solo se habla del control del día a día o del ahorro, sino también de la gestión de la deuda o la planificación a largo plazo, siempre teniendo en cuenta la situación personal de cada cliente.

Asistente en Whatsapp

La aplicación móvil de BBVA permite hacer, desde cualquier lugar y a cualquier hora, casi el 100% de la operativa bancaria. Pero la entidad bancaria va más allá y se ha propuesto estar en aquellos canales donde interactúan los clientes. Por eso, en 2017 sacaba BBVA Cashup, un teclado que permite enviar dinero a través de Bizum sin salir de una aplicación de mensajería instantánea como Whatsapp.

Además, también desde Whatsapp se puede tener acceso al asistente de BBVA, tanto por voz como a través del texto y obtener la información que necesitemos sin salir de la aplicación de mensajería. Este mismo asistente, muy relevante sobre todo para aquellos menos habituados al funcionamiento de la ‘app’, está también disponible dentro de la ‘app’.

Últimas técnicas de biometría

Hace cinco años, BBVA dio un nuevo paso al frente en la digitalización y se convirtió en el primer banco en España en posibilitar el alta a distancia de nuevos clientes, a través de identificación biométrica. Fue un proyecto complejo, que dio paso a una metodología innovadora, diferencial y con una tecnología no utilizada hasta entonces para la certificación de la identidad de una persona.

Desde entonces, se han dado nuevos pasos en este sentido. Hace tan solo unas semanas, de nuevo BBVA se ha convertido en pionero en posibilitar el uso de la huella dactilar o el rostro para firmar operaciones bancarias a través de la ‘app’.

Todas estas nuevas herramientas digitales se han convertido en una realidad gracias a una aplicación móvil que también ha ido avanzando en diseño, peso y rapidez en el acceso.

Otras historias interesantes