Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca de inversión 09 feb 2022

Banca Privada de BBVA en España avanza las previsiones económicas y aborda con expertos las tendencias de inversión para 2022

Banca Privada de BBVA en España avanza las previsiones económicas y aborda con expertos las tendencias de inversión para 2022

En el actual contexto macroeconómico, marcado por la pandemia y por las últimas noticias geopolíticas, disponer de información actualizada y rigurosa sobre las perspectivas económicas, así como contar con el asesoramiento de especialistas, es clave para poder tomar las mejores decisiones e invertir adecuadamente. Por este motivo, Banca Privada de BBVA España ha reunido a diferentes expertos -de BBVA y de gestoras internacionales-  para abordar las perspectivas macro y de mercados para este 2022, y tratar hacia dónde debe ir la inversión en el futuro. Para este año, BBVA prevé que la renta variable será la mejor inversión por ser el activo financiero que más rentabilidad puede ofrecer en ausencia de recesión económica.

A pesar de la inestabilidad económica provocada por la últimas variante del coronavirus y las tensiones geopolíticas, las perspectivas de crecimiento en la eurozona, y en concreto en España, son positivas, mientras que el fin de la crisis de suministros estará determinado por la evolución de la pandemia y las posibles nuevas cepas. Al menos así lo consideran los expertos en Estrategia y Análisis de Inversiones de Banca Privada de BBVA y de BBVA Research, reunidos en el encuentro ‘Perspectivas 2022’ organizado por Banca Privada de BBVA en España donde se han dado cita profesionales del mundo de las finanzas.

Con 2022 como el segundo año de recuperación económica, Rafael Doménech, jefe de Estudios Económicos de BBVA Research, sitúa el crecimiento a nivel mundial entre el 4 y el 5% y cree que hay razones “para un optimismo moderado y prudente”. “Tenemos muchos riesgos. La inflación - la gran sorpresa en 2021 por su intensidad y persistencia en el tiempo-, la normalización de los cuellos de botella en las cadenas mundiales de producción y las estrategias de salida de la política monetaria y fiscal”, ha afirmado. Álvaro Manteca, experto en estrategia y análisis de inversiones de Banca Privada en BBVA, ha señalado que “la desaparición de los cuellos de botella en la oferta estará íntimamente ligado a la evolución de la pandemia”.

En relación a cuál será la mejor inversión para este año, Roberto Hernanz, experto en Estrategia y Análisis de Inversiones de Banca Privada en BBVA, ha asegurado que la renta variable es el activo financiero que puede tener más recorrido. Además, ha señalado que “el impulso del consumo y la continuidad en la recuperación del mercado laboral apoyarán el crecimiento de los beneficios empresariales”, siendo las empresas automovilísticas, industriales y petrolíferas las más atractivas,si bien se pueden añadir elementos de incertidumbre y riesgo que debemos monitorizar.

Las tendencias de inversión en 2022

Una prioridad de Banca Privada de BBVA es adelantar y acercar siempre a los clientes, y a los inversores en general, las mejores ideas de inversión. Para ello, cuentan con expertos de BBVA y de otras entidades para identificar tendencias exitosas, entre las que cabe destacar para este año las relacionadas con la tecnología y la innovación.

La importancia de contar con equipos de especialistas dedicados en exclusiva a analizar las nuevas tecnologías y tendencias que estén muy integrados en la cultura y la filosofía de la entidad para lograr detectar las nuevas tendencias, determinarán en buena parte las rentabilidades financieras futuras. Así lo creen desde Morgan Stanley, que considera que sólo los gestores con una cultura alineada con la identificación y análisis del impacto de los cambios disruptivos están en disposición de aportar valor y generar riqueza a largo plazo.

En cuanto a dónde invertir, a pesar de que Europa trabaja por avanzar a nivel tecnológico, J.P. Morgan, ha asegurado durante el encuentro organizado por Banca Privada de BBVA que “la tecnología europea es completamente complementaria a la americana, resaltando como temáticas la economía y la infraestructura digital y las energías renovables.

Sostenibilidad, apuesta de futuro

La descarbonización es clave para la reducción de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. Un aspecto con el que BBVA está muy comprometido, ya que la sostenibilidad es una de sus seis prioridades estratégicas. Esto se materializa a través del asesoramiento y la creación de soluciones financieras para ayudar a los clientes en su transición verde y que han aupado a BBVA hasta la primera posición del Dow Jones Sustainability Index.

Lo sostenible se ha convertido en la actualidad en parte importante de los objetivos de inversión. Todo ello motivado por, según Nordea Asset Management, el impacto para maximizar la contribución positiva de las empresas.

En esta línea, y desde Amundi Iberia, se apuesta por el hidrógeno como solución en la carrera hacia las emisiones cero, ya que permitiría descarbonizar, por ejemplo, el transporte de larga distancia o procesos industriales como la producción del hierro, el acero o el plástico.

La transición hacia una movilidad sostenible también jugará también un papel importante.Según BlackRock, empresa de gestión de inversiones, la infraestructura para adaptar las ciudades o materiales básicos para crear baterías serán esenciales, siendo el transporte público y los vehículos de logística los que mejor se posicionan para el cambio.

A la transición medioambiental también hay que sumar la social. Desde Robeco consideran que el paso a una economía con un bajo nivel de generación de carbono supondrá desafíos transitorios para trabajadores, comunidades y países.

La inversión en tecnología y ciberseguridad

Las mejoras tecnológicas como el 5G pueden también impulsar la lucha contra el cambio climático debido a que permite nuevas aplicaciones, dispositivos conectados y una sofisticada arquitectura informática como la computación de borde fomenta, en opinión de Fidelity,  las oportunidades para que las cargas de trabajo en la nube se descentralicen, se modernicen y sean menos intensivas en energía.

La grandes tendencias de disrupción tecnológica, como el 5G, la conectividad masiva, los datos o la inteligencia artificial, y los retos que éstas suponen por las tensiones geopolíticas o la ciberseguridad, “nos abren grandes oportunidades de crecimiento diferencial y nuevos protagonistas en el panorama global de inversión”, ha asegurado Alicia Pertusa, responsable de estrategia de Client Solutions en BBVA en España.  A su juicio, la ciberseguridad es uno de los mayores riesgos, lo que ha supuesto que las compañías establezcan entre sus objetivos la reducción del impacto financiero que puedan tener posibles ataques cibernéticos.

En este sentido, desde Pictet AM  han afirmado que en los próximos cincos años asistiremos a importantes desarrollos de la informática cuántica.