Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA multiplica por seis el número de comercios españoles que utilizan Bizum en la venta 'online'

Durante los primeros seis meses de 2020, el número de comercios clientes de BBVA en España que ofrecen Bizum como forma de pago en las compras ‘online’ se ha multiplicado por seis y la facturación a través de este medio de pago ha crecido más del 400%. Estas cifras reflejan que las compras a distancia han ganado relevancia durante la crisis debido al cambio de los hábitos de consumo y a la sencillez de esta solución de pago muy arraigada ya entre los usuarios.

Así, desde marzo se observa una aceleración del uso de Bizum para el pago de pedidos a distancia. En junio, el volumen de facturación de los comercios, clientes de BBVA, a través de Bizum casi triplicaba el alcanzado en marzo. Con ello, el crecimiento en el primer semestre de 2020 se situó en el 400% respecto al cierre de diciembre 2019. Asimismo, el número de comercios que cobran a través de Bizum se multiplicó por seis en este periodo.

La crisis sanitaria ha obligado a los comercios a reinventarse para vender a través de canales digitales y con ello, garantizar su supervivencia. Un cambio que han tenido que realizar en un corto espacio de tiempo, con escasa formación y sin poder realizar grandes desarrollos ‘online’.

A través de dos ciclos de formación ‘online’ gratuita, BBVA ha querido estar cerca de sus clientes para acompañarles en estos primeros pasos. Casi el 100% de los asistentes, en torno a 1.000 en cada ciclo, recomiendan esta formación, que está disponible en la web de BBVA, en el apartado ‘Finanzas de un vistazo’. Durante las sesiones formativas, comercios de distintos sectores, como artesanía, venta ambulante, servicios de salud o distribución de alimentación, han podido aprender los cinco pasos para vender en redes sociales, así como métodos efectivos para atraer, conectar y fidelizar a los clientes.

Además, la entidad ha colaborado en una serie de encuentros digitales en que expertos de BBVA y especialistas en marketing digital o logística han compartido recomendaciones y consejos con pymes de distintos sectores. Todo ello, para impulsarlos en su proceso de transformación digital y generar nuevos ingresos en un contexto como el actual que se prolongará durante un tiempo.

Claves para la venta a distancia

Uno de los momentos decisivos en la venta a distancia es el momento del pago. Para que el cliente no abandone la compra en ese instante, los comercios deben entender cómo prefiere pagar el cliente, así como simplificar el proceso de pago y aportar seguridad. Las claves de una página de pago eficiente es ofrecer confianza, accesibilidad y sencillez.

Para facilitar el cobro de esas operaciones, BBVA pone a disposición de los comercios soluciones sencillas, cómodas y seguras. Así, ‘Paygold’ es una alternativa, que sin necesidad de desarrollos informáticos ni de tienda ‘online’, permite enviar un SMS o correo electrónico con un enlace al comprador para que este finalice el proceso de compra en su teléfono móvil u ordenador utilizando su tarjeta o Bizum. Tal ha sido su acogida que esta forma de pago se ha multiplicado por cinco durante los meses más duros de la pandemia.

Asimismo, para el cobro de pedidos en tienda ‘online’ los comercios clientes de BBVA disponen de Bizum. Con esta solución los usuarios solo necesitan su número de teléfono y la clave Bizum, y en poco más de 30 segundos pueden realizar el pago de las compras de forma segura.

La elección del canal de venta, la correcta entrega de la mercancía o la gestión de las incidencias y devoluciones de manera sencilla, son otras de las claves que los comercios deben tener en cuenta para conseguir que sus clientes tengan la mejor experiencia en la compra a distancia. En este sentido,las redes sociales han permitido a muchos negocios, que no tenían desarrollada la infraestructura de tienda ‘online’, cambiar de la venta física a distancia de forma rápida. Esta transformación resulta esencial para su continuidad, sobre todo, teniendo en cuenta que muchos de los nuevos hábitos de consumo permanecerán en el tiempo.

Otras historias interesantes