Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Empresa Act. 01 sep 2020

La digitalización: un impulso para la reinvención de los clientes empresariales de BBVA en España

BBVA-empresas-digital-covid-CLIENTES
Teresa Andrés Blanco (BBVA Creative)

Vivir una pandemia en pleno siglo XXI parecía algo impensable. El COVID-19 ha supuesto todo un desafío para las empresas españolas, quienes vieron con el estado de alarma cómo sus negocios cerraban la persiana de manera temporal o la abrían con la nueva normalidad ofreciendo un servicio adaptado a las circunstancias actuales. Esta situación excepcional ha contribuido a que muchas empresas se reinventen gracias a la digitalización.

La incertidumbre parece que, al menos hasta que haya una vacuna contra el coronavirus, ha venido para quedarse. Sin embargo, tras varios meses de confinamiento y en plena nueva realidad, las empresas buscan la forma de adaptar sus negocios a los nuevos tiempos reinventando, en algunos casos, su actividad. Esto le ha ocurrido a algunos clientes empresariales de BBVA.

Todos los sectores se han visto afectados por esta situación pero, sin duda, el vinculado a la  hostelería ha sido uno de los más golpeados. Sin embargo, ¿quién le iba a decir a la empresa familiar Balagué y Forné, cliente de BBVA, que la pandemia impulsaría el servicio a domicilio de distribución de alimentación y bebidas para particulares y empresas? Era una idea que según ha asegurado Davinia Balagué, responsable de la administración de este negocio, se había planteado sin llegar a materializar. Durante el confinamiento han suministrado productos a supermercados y familias: “Utilizamos las redes sociales para anunciar este nuevo servicio que, poco a poco, ha ido dando sus frutos y que hemos decidido mantener tras el estado de alarma”, ha afirmado Balagué.

Rocaña congelados, empresa murciana vinculada también al sector de la alimentación, vio en la tecnología la posibilidad de acercarse aún más a los clientes ante la nueva realidad. Por ello, ha modificado su modelo comercial y ha desarrollado una aplicación móvil a través de la cual los clientes pueden contactar con el equipo, solicitar sus pedidos y participar en promociones.

El coronavirus también ha acelerado el proceso de apertura de mercado que tenía en mente Juan Carlos Fernández, propietario de Bebidas y Bodegas Carballo. Teniendo en cuenta que el 95% de su negocio está vinculado al sector de la hostelería, vio como sus cuentas no salían tras el cierre de bares y restaurantes. Es por ello que ya está inmerso en el proceso de apertura de una línea de venta ‘online’ con nuevas marcas y productos destinados también a particulares. “Introduciremos aplicaciones para atender a los clientes y una plataforma digital. Nuestro futuro tendrá dos líneas de negocio: la física y la digital”, ha destacado el empresario gallego.

Tecnología solidaria en tiempos de pandemia

En tiempos difíciles la solidaridad irrumpe de manera estrepitosa. La educación se vio también golpeada por la incertidumbre. Las casas se convirtieron en improvisadas aulas que a su vez compartían espacio con los espacios de trabajo. Ante esta situación, la empresa Cloud Canary Services decidió crear un proyecto solidario para dar soporte a los centros educativos. ¿Cómo? Poniendo a su disposición una solución gratuita para facilitar el teletrabajo de manera segura. Cloud Educación permite la conexión ‘online’ de todos los integrantes de un aula, envío y corrección de tareas o compartir materiales. “Esta situación ha puesto de manifiesto que es necesario estar adaptado a las TICs y aprovechar lo que la tecnología ofrece. En nuestro caso, y gracias a esto, hemos podido ayudar a otras empresas y centros a adaptarse digitalmente”, ha señalado Samuel Pérez, CEO de esta empresa canaria, quien además ha hecho hincapié en “la importancia del apoyo de entidades bancarias como BBVA”.

De producir rótulos a crear mamparas

A veces de las crisis surgen las grandes oportunidades. Al menos esto le ha ocurrido a  la empresa salmantina Rótulos Jorge. Antes de la pandemia se encargaba de implantar la imagen corporativa en empresas mediante la fabricación y montaje de rótulos, vallas publicitarias, carteles y rotulación de vehículos. A pesar del parón por el virus Jorge Portero, su propietario, se propuso el reto cubrir las necesidades de sus clientes.

“Nos demandaban medios de protección contra el COVID-19 y hemos estado en contacto con ellos para desarrollarles soluciones de manera rápida”, ha asegurado Porteros, quien decidió a partir de esta solicitud centrarse en la elaboración de mamparas de protección para los comercios, pantallas visuales y señalética para marcar las distancias de seguridad.

Gracias a las líneas ICO de BBVA, esta empresa pudo obtener liquidez para incluir esta nueva línea de negocio y desarrollar nuevos productos.

Otras historias interesantes