Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 27 mar 2020

Medidas de seguridad en caso de acudir a una sucursal de BBVA en España durante la pandemia

Ante la evolución de la epidemia por coronavirus (COVID-19), y de acuerdo con las medidas implantadas por las autoridades sanitarias, BBVA aconseja a todos sus clientes en España, tanto particulares como empresas, operar mediante los canales digitales. No obstante, en caso de que el cliente necesite acudir a una oficina o a retirar efectivo a un cajero, BBVA recomienda una serie de medidas para garantizar los servicios esenciales y extremar la seguridad para proteger la salud de empleados y clientes.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, BBVA ha puesto en marcha diferentes medidas para disminuir lo máximo posible los desplazamientos de la población y al mismo tiempo seguir ofreciendo el mejor servicio. Al apoyo a sus clientes para facilitar el acceso a los canales digitales, se une el servicio de los gestores remotos y toda la red de cajeros del banco que permite realizar la operativa habitual.

Disponer de efectivo puede ser uno de esos hábitos que, en estos momentos puede aplazarse en la medida de lo posible por motivos de seguridad, principalmente a finales de mes, cuando las sucursales registran mayor afluencia de público. Los clientes pueden consultar las oficinas abiertas en toda España en la web del banco. BBVA se ha puesto en contacto con los clientes de mayor edad para facilitarles dicha información por teléfono.

Además, en caso de que los pensionistas necesiten retirar efectivo a débito podrán hacerlo en el cajero más próximo a su domicilio de cualquier red de España, sin que BBVA les repercuta comisión del 25 de marzo al 5 de abril..

Medidas de seguridad y de limpieza

No obstante, para todas aquellas gestiones que los clientes prefieran hacer de forma presencial, los clientes de BBVA deben respetar el aforo establecido en la oficina que, en la actualidad, es de una persona por empleado.

En los próximos días, el banco instalará unas cintas adhesivas en el suelo para indicar la distancia mínima que deberá existir entre personas (cliente/cliente, cliente/empleado). Si se hubiese cubierto el aforo, los clientes deberán esperar fuera de la sucursal, cumpliéndose la distancia de seguridad de dos metros entre ellos.

Además, se ruega que los clientes que acudan a las oficinas sigan las indicaciones que el personal les brinde con el fin de salvaguardar la seguridad de todos y agilizar la operativa.

Por otro lado, y siguiendo las recomendaciones sanitarias, cualquier cliente que considere que pueda estar contagiado por el virus, ya sea porque haya tenido síntomas o porque tenga a una persona próxima enferma, debe quedarse en su domicilio, cumpliendo la cuarentena, y ponerse en contacto con BBVA a través del servicio de banca telefónica.

Respecto a las medidas de limpieza, BBVA ha implantado un proceso de desinfección en aquellas sucursales que se encuentran abiertas al público todos los días, con especial foco en zonas específicas y sensibles que sean de riesgo de transmisión del virus, como puede ser el cajero, picaportes, pulsadores, mobiliario… La entidad utiliza desinfectantes de acuerdo a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.

En el caso de las oficinas cerradas, cuyos cajeros están en funcionamiento, BBVA mantiene también su limpieza y la de los vestíbulos, utilizando igualmente desinfectantes autorizados por Sanidad, para asegurar la salud y seguridad de aquellos clientes que acudan a sacar efectivo.

Otras historias interesantes