Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 20 feb 2018

España se encamina de la sociedad digital a la sociedad cognitiva por su red de fibra

La sociedad española ha abrazado de manera decidida la revolución digital, incluso por encima de algunos países de nuestro entorno que se podrían considerar más desarrollados en las nuevas tecnologías. De esta manera, los españoles se preparan para dar el salto de la sociedad digital a la sociedad cognitiva que permitirá soluciones en varias actividades básicas (salud, educación, energía o transporte).

De esta manera, España ya cuenta con todos los mimbres para abordar la tan anunciada cuarta revolución industrial, como se desprende del informe de la Sociedad Digital en España 2017 que acaba de publicar la Fundación Telefónica. Durante el año pasado, se ha mantenido como el país líder en el despliegue de fibra óptica hasta el hogar y cuenta con más clientes que Alemania, Reino Unido, Francia e Italia juntos.

“España es, a día de hoy, el claro líder europeo en acceso de fibra hasta el domicilio del usuario (FTTH), la única tecnología que puede garantizar una elevada calidad de servicio de forma permanente, con unos costes de mantenimiento muy bajos”, se indica en el citado informe.

Los españoles también disponen de una cobertura de banda ancha de acceso móvil 3,5G que alcanza casi a la totalidad de los hogares españoles, mientras que la cobertura 4G (LTE) llega ya al 94%. Eso sí, uno de los retos para los próximos tiempos es la adecuación progresiva de las infraestructuras hacia el 5G.

Todas estas transformaciones han modificado las conductas de los más jóvenes. La mitad de ellos se pueden considerar “mobile first”, lo que supone que entre el 90% y el 100% de su tiempo en red se hace mediante pantallas móviles. De hecho, el 86% de los jóvenes ya cuenta con un ‘smartphone’ y lo usa como dispositivo principal para mensajería instantánea, acceso a redes sociales, consumo de música, vídeos o televisión en ‘streaming’.

El papel del móvil

Por lo tanto, la española ya es una sociedad digital gracias a los servicios de la banda ancha de acceso móvil, en una transformación sin pausa que constituye no sólo el reto, sino también la solución a nivel tecnológico.

El futuro, en el que convergen robótica e inteligencia artificial, dependerá de la rapidez de adaptación al nuevo paradigma y de la digitalización como herramienta esencial para llegar a todos los ámbitos, incluso para aquellos que pueden parecer más vulnerables.

Elementos como la actividad digital del ecosistema empresarial, los sectores públicos y privados, o los elementos de la transformación digital como la economía 2.0 o el ‘blockchain’, apuntan a ese cambio de paradigma.

En contraposición, se plantea el problema de la seguridad. El Foro Económico Mundial ha situado los ciberataques entre los riesgos con mayor probabilidad de ocurrencia y potencial impacto, pero aún hay un 64% de los ordenadores españoles que no están protegidos correctamente.

Otras historias interesantes