Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inversiones 04 sep 2018

ETF, un vehículo para invertir en renta variable

Todo inversionista busca conocer instrumentos que le brinden ventajas y beneficios a la hora de invertir, principalmente que sean sencillos, útiles y transparentes. En el mercado existen los llamados fondos cotizados (o ETF, por sus siglas en inglés) que ofrecen estas ventajas.

Mauricio Rubio, director ejecutivo de Ventas Institucionales de Asset Management BBVA Bancomer, señala que estos instrumentos cuentan con características propias que los hacen un buen vehículo de inversión, ya que su principal objetivo es replicar el comportamiento de un activo como índices o portafolios a los que está referido.

El directivo explica que los ETF son sencillos de operar puesto que desde una sola posición se puede adquirir una canasta de acciones, ahorrando costos. Esta canasta agrega transparencia. “Se publica diariamente, por lo que siempre conocemos su composición y liquidez, pues al cotizar como acciones se pueden aprovechar los movimientos intradía de los mercados”, explica. Es decir, se pueden realizar operaciones como comprar o vender en cualquier momento dentro de la sesión bursátil.

Rubio comenta que a nivel mundial existen listados más de 7,000 ETF, con exposición a mercados de capitales, renta fija y ‘commodities’, que son materias primas. En México, la industria se encuentra en pleno desarrollo con 22 ETF listados, de los cuales cuatro son manejados por BBVA Bancomer.

A nivel mundial existen listados más de 7,000 ETF, con exposición a mercados de capitales, renta fija y ‘commodities’

“La tendencia de la industria mundial usando alta tecnología financiera para el desarrollo de instrumentos más eficientes para los inversionistas ha llevado a la creación de ETF que siguen índices inteligentes, que ajustan sus ponderaciones basados en factores y son conocidos como ‘smart beta’, demostrando un mejor desempeño en su relación riesgo-rendimiento que los ETF tradicionales”.

El especialista indica que en 2009, BBVA Bancomer fue la institución financiera que introdujo al mercado mexicano el primer ETF ‘smart beta’, un ‘high dividend’ para determinar la ponderación de los componentes de su cartera. Este ETF se denomina MEXTRAC y replica el Índice Rentable de Standard & Poor’s y el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Su muestra se compone de las 35 emisoras que se encuentran en el IPC; selecciona a las 20 más bursátiles y con altas tasas de dividendos de los últimos cinco años y por su ponderación sectorial su mezcla es más eficiente y evita concentraciones grandes en un solo nombre. Con esto –dice– se busca un criterio de diversificación de mayor valor, teniendo con esta metodología rendimientos históricos muy atractivos, comparándose con los Índices tradicionales. A diferencia de otros ETF sobre índices de acciones mexicanas, el ETF MEXTRAC reinvierte en la canasta los dividendos, con lo cual evita el impuesto del 10% que aplicaría a la persona si el dividendo fuera distribuido.

BBVA Bancomer es líder con el 22.96% de clientes del mercado de fondos de inversión en México, según cifras registradas a junio de 2018. Asimismo, gestiona activos por más de $484,290 millones de pesos. Actualmente, cuenta con 71 fondos de inversión en total, a través de los cuales sus clientes pueden invertir en México y en diferentes países o regiones con diversas alternativas en horizontes de inversión.

Otras historias interesantes