Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Jubilación 15 oct 2016

Factor de sostenibilidad, ¿qué es y para qué sirve?

El factor de sostenibilidad es un eje de la reforma de las pensiones en España. Se aplicará a partir del año 2019 y añade dos nuevas variables al cálculo de la pensión, el factor de equidad intergeneracional y el factor de revalorización anual.

Planes de Pensiones BBVA: ¿Te interesan?

Con la llegada de la crisis económica, los últimos gobiernos han introducido medidas correctoras para asegurar el futuro de las pensiones. Probablemente la principal sea el factor de sostenibilidad, la clave para la reducción de las pensiones del futuro.

Con una pirámide poblacional típica de país desarrollado, envejecida y con poca base en los más jóvenes, es una cuestión de tiempo entender que, tal y como funciona nuestro sistema de pensiones, el futuro se antoja complicado por el aumento de nuevos jubilados. El número de pensionistas casi se duplica para el año 2050, donde se estima que tendremos unos 15 millones.

Y esto si tenemos en cuenta que la población activa será similar a la actual, es muy complicado de sostener. Todo ello hace que los planes de pensiones personales sean el instrumento favorito de los más previsores para asegurar su bienestar económico durante la jubilación.

La revalorización de las pensiones

Este factor afecta tanto a las pensiones presentes como a las futuras e introduce medidas correctoras para afrontar dos de las disfuncionalidades principales de nuestro sistema de pensiones. Por un lado, tratar de ajustar el saldo del sistema para que no sea deficitario. Por otro, ajustar la pensión en función de la esperanza de vida que tenemos.

En el primer caso lo que ha ocurrido es que se desvincula la actualización de las pensiones del IPC. Se introduce el Factor de Revalorización Anual donde la revalorización de las mismas se calcula teniendo en cuenta la diferencia entre la tasa de crecimiento nominal de la Seguridad Social y los gastos si no se actualizasen las pensiones. Aquí se tiene en cuenta tanto el crecimiento del número de pensiones, como el crecimiento de la pensión media debido al efecto de sustitución.

En teoría, se puede recuperar el nivel adquisitivo en caso de saldo positivo del sistema, donde la subida sería del IPC + 0,25%, pero lo cierto es que los cálculos se hacen con previsión a varios años, lo que hace muy complicado que esto llegue a ocurrir. De esta forma, las pensiones subirán un mínimo de un 0,25% cada año en caso de déficit del sistema, lo que produce una merma del poder adquisitivo de los pensionistas, especialmente en momentos donde la inflación sea alta. Este es uno de los motivos por los que muchos trabajadores ven la necesidad de contratar un plan de pensiones para asegurarse que podrán mantener su nivel de ingresos estable.

¿Qué es el factor de sostenibilidad y cómo se calcula?

La otra medida que sirve para corregir el efecto de una mayor esperanza de vida y el llamado factor de equidad intergeneracional. Entra en vigor para el cálculo de las pensiones a partir de 2019. Es una medida que se ha estado practicando en diversos países de la Unión Europea cuyos sistemas de pensiones tienen problemas semejantes.

Para su cálculo hay que tener en cuenta la base reguladora de la pensión. Para obtener el 100% de la base, la pensión completa, es necesario cotizar 37 años en el sistema, algo que con los índices de paro y el retraso en la entrada del mercado de trabajo de los más jóvenes cada día es un poco más complicado, aunque el aumento de la edad de jubilación a los 67 años ayudará a conseguirlo.

¿Su fórmula?: se calcula multiplicando el factor de sostenibilidad del año anterior, que para el arranque de su aplicación en 2019, el de 2018 será tomado como uno, multiplicado por la esperanza de vida a los 67 años. Esta se calcula como la raíz quinta de la esperanza de vida en 2012 dividido entre la esperanza de vida en 2017. Los cálculos se aplicarán siempre en quinquenios. De esta forma el aumento de la esperanza de vida acaba afectando al cálculo de la pensión.

El resultado de la aplicación de este índice será menor que uno, lo que hará que las pensiones se vayan reduciendo poco a poco en función de un aumento de la esperanza de vida de los cotizantes en el sistema de la seguridad social. Para mantener nuestro nivel adquisitivo constante sería muy recomendable acudir a planes de pensiones para no notar el efecto del factor de sostenibilidad sobre nuestra jubilación a lo largo de los años.

Todo esto lo que pretende es garantizar el futuro del sistema y corregir los efectos de la demografía, pero lo cierto es que tendrá un coste que pagaremos todo y sufrirán sobre todo los pensionistas de ahora en adelante. Es cuestión de prepararse para un futuro en el que la jubilación y las nuevas pensiones posiblemente no serán tal y como las hemos conocido hasta ahora.

Más información de Planes de Pensiones BBVA

Otras historias interesantes