El Consejo de Estabilidad Financiera o FSB (por sus siglas en inglés, Financial Stability Board), es un organismo internacional que supervisa el buen funcionamiento del sistema financiero impulsando políticas de supervisión y regulación.

Igual te interesa…

fintech bbva

En abril de 2009 nace el Consejo de Estabilidad Financiera, como sucesor del Foro de Estabilidad Financiera o FSF (Financial Stability Forum). Este último fue fundado en el año 1999 en el marco de una cumbre del G7 para aliviar las tensiones entre los ministerios de finanzas y los bancos centrales. La FSF estaba formada por doce naciones que participaban a través de las instituciones financieras o sus bancos centrales. Facilitó las transacciones, fomentó la cooperación entre entidades financieras internacionales y previó situaciones de estrés financiero.

El buen resultado de la FSF hizo que en la cumbre del G20 de Londres se incluyeran más países y economías emergentes, creando así el Consejo de Estabilidad Financiera o Financial Stability Board.  Actualmente lo componen veinticuatro países: Reino Unido, Alemania, Francia, España, Estados Unidos, Canadá, Rusia, México, Indonesia, Italia, Japón, Brasil, China, Argentina, Australia, Hong Kong, India, Países Bajos, Arabia Saudita, Singapur, Sudáfrica, Corea del Sur, Suiza y Turquía.

También lo forman las autoridades financieras más relevantes: el Banco de Pagos Internacionales, el Banco Central Europeo, la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y el Banco Mundial.

El FSB se encarga de mantener la estabilidad financiera internacional y para ello examina los puntos débiles y busca soluciones como fortalecer las autoridades responsables o promover la transparencia. Además, cada año el publica el listado de los bancos sistémicos, es decir, aquellos con capacidad de desestabilizar el sistema financiero. Para que un banco se considere sistémico tiene que cumplir requisitos cuantitativos de tamaño, complejidad, interconexión, sustituibilidad y globalidad; o por el criterio cualitativo del supervisor, es decir, que considere que a pesar de no cumplir con los requisitos anteriormente mencionados, el banco es considerado sistémico.

Comunicación corporativa