Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico Act. 19 sep 2018

¿Cuáles son las funciones del Banco Central de España frente al Europeo?

Los bancos centrales son instituciones públicas con diversas funciones que afectan directa o indirectamente a la vida cotidiana de la gente, pero que resultan bastante desconocidas para el gran público. En España, el Banco de España está integrado en el Eurosistema, en el que también están el Banco Central Europeo y los demás países de la zona del euro.

¿Cuáles son las competencias más importantes de un banco central?

Cada país (o grupo de países que comparten banco central) puede configurar las competencias del banco central de una forma propia. Estas son algunas de las competencias más importantes.

La política monetaria

En lo que respecta a la política monetaria, los bancos centrales actúan sobre la cantidad de dinero que hay en circulación y sobre las distintas clases de dinero que hay. El objetivo general es mantener la estabilidad de precios. En algunos países, los bancos centrales también tienen como misión promover el crecimiento y la creación de empleo.El objetivo general es mantener la estabilidad de precios, es decir, evitar una deflación o una inflación excesiva. La razón de estas diferencias entre unos países y otros es que existe cierta controversia sobre el papel de la política económica en general, y la monetaria en particular. Como ejemplos, pueden verse las posturas al respecto de los seguidores de Keynes y de los de la Escuela de Chicago, siendo los primeros más defensores de políticas económicas intervencionistas.

Para lograr esos objetivos, los bancos centrales buscan influir en los tipos de interés de las operaciones financieras a corto plazo y, a través de ellas, en las de plazos más largos. También, en determinados momentos, realizan intervenciones menos convencionales para influir sobre los tipos de interés de las operaciones financieras a largo como, por ejemplo, el QE.

Esta política monetaria influye directamente en la vida de las personas. Está muy ligada al comportamiento de la inflación (del que depende el poder adquisitivo de los salarios y de los ahorros) y también a todos los tipos de interés de la economía, desde los que se cobran por poner el dinero en un depósito hasta los que hay que pagar por una hipoteca. Existen miles, incluso millones, de tipos de interés en una economía sobre los que la política monetaria pretende influir.

La política de tipos de cambio, la intervención en el mercado de divisas y las reservas de divisas

Con respecto a las divisas, los bancos centrales mantienen sus principales inversiones en reservas de divisas, que componen una importante parte del activo de su balance. Una parte de la financiación de esas inversiones la realizan emitiendo monedas y billetes o realizando depósitos en los bancos.

Los bancos centrales suelen influir en los tipos de cambio bien fijándolos, bajo sistemas de tipo de cambio fijo, o bien indirectamente a través del tipo de interés. ¿Cómo repercute esto en la vida de la gente? Por un lado, los tipos de cambio influyen en diferentes variables macroeconómicas, que afectan al marco en el que se desarrolla la vida de la gente.

Pero, además, los tipos de cambio influyen directamente en las perspectivas laborales de las personas que trabajan en empresas que se dedican a producir bienes y servicios comercializables internacionalmente. También median a todo el mundo como consumidores de esos bienes y servicios; e, incluso, en las finanzas personales si se mantienen inversiones o deudas en el extranjero.

Los sistemas de pago

Los bancos centrales velan por una correcta regulación y supervisión de los diferentes sistemas de pago. Especial relevancia tiene su intervención en los pagos que se realizan a través de los bancos. Los bancos mantienen cuentas en el banco central, donde compensan los cobros con los pagos y donde liquidan periódicamente las diferencias.

La intervención de los bancos centrales simplifica mucho la relación entre las diferentes entidades, que no necesitan liquidar una por una todas las operaciones con origen o destino en otros bancos. De este modo, toda la población se beneficia de un sistema bancario más ágil y eficiente.

La supervisión bancaria

Los bancos centrales establecen diversas normativas con gran importancia para la banca. Un ejemplo es que vigilan el porcentaje de las inversiones que realiza el banco que tiene que mantener en dinero líquido. También regulan el porcentaje de las inversiones que ha de estar financiado con fondos que sean del propio banco y no de sus depositantes y otros acreedores.

Además, regulan las operaciones bancarias, estableciendo normativas sobre cómo han de desarrollarse y vigilando e inspeccionando su cumplimiento.

El objetivo de esta tarea de la banca central es asegurar no solamente la estabilidad de las entidades financieras individualmente sino también del conjunto del sistema financiero.

La tarea estadística, de estudios y de asesoramiento

Los bancos centrales manejan muchos datos, muchas veces en colaboración con otras instituciones. Se dedican a elaborar importantes estadísticas como, por ejemplo, las de la balanza de pagos.

También realizan una labor investigadora de la realidad económica del país y de asesoramiento político.

¿Qué hace el Banco Central Europeo y qué el Banco de España?

El Eurosistema (en el que participan, además del BCE, todos los bancos centrales nacionales de los países de la zona del euro) y el Sistema Europeo de Bancos Centrales (donde participan todos los bancos centrales de la UE) requieren de una labor de coordinación en la que, lógicamente, participa el Banco de España.

Más allá del desarrollo de políticas coordinadas y diseñadas por el BCE, el Banco de España tiene unas funciones propias atribuidas por la Ley de Autonomía del Banco de España, y que no deben obstaculizar nunca las del BCE. Una de ellas es la posesión y la gestión de las reservas oficiales de divisas y metales preciosos que no se han transferido al BCE. Asimismo, debe velar por la estabilidad del sistema financiero y de los sistemas de pagos.

El Banco de España también realiza servicios para el Estado, como la puesta en circulación de la moneda metálica, al margen de facilitar la emisión, amortización y gestión de la deuda pública. De hecho, el Tesoro Público y las CCAA mantienen cuenta en el Banco de España.

Al contar con personal muy especializado en diversas áreas (jurídicas, económicas, financieras, informáticas, de seguridad, etc.), asesora al Gobierno cuando proceda y sin menoscabo de su independencia.  Y elabora estadísticas e informes de gran utilidad para el seguimiento de la evolución de la economía española.

En materia de supervisión bancaria, con la llegada de la crisis, se creó un Mecanismo Único de Supervisión (MUS) integrado en el BCE que se encargase de supervisar al conjunto de las entidades más significativas de la zona del euro y de otros países cuya moneda aún no sea el euro, que pueden decidir participar a través de una «cooperación estrecha» con el BCE.

No obstante, el Banco de España conserva funciones de supervisión. Por un lado, supervisa a las entidades menos significativas; por otro, colabora con el MUS en la supervisión de las más significativas y participa en los órganos de gobierno del MUS.

La sede central del Banco de España y sus sucursales se pueden visitar

Físicamente, la sede central del Banco de España se aloja en un edificio emblemático situado en la calle de Alcalá y con fachadas que dan a la plaza de Cibeles y al paseo del Prado de la ciudad de Madrid.

Otras historias interesantes