Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca 29 nov 2015

Banco de Pagos Internacionales: el banco central de bancos centrales

El Banco de Pagos Internacionales (BPI) o Bank for International Settlements es una organización internacional que fomenta la cooperación financiera y monetaria internacionales y sirve de banco para los bancos centrales. No responde ante ningún gobierno y tiene la sede central en Basilea (Suiza).

Con esta institución iniciamos una revisión de las instituciones económicas que más están sonando en los medios que hablan de la crisis. Si tener una cultura económica básica siempre ha sido importante, aunque nuestro sistema educativo no lo haya tenido tan claro, con esta crisis de dimensiones apocalípticas ha quedado claro que es fundamental conocer la economía y los que influyen en ella si queremos entender algo de lo que está pasando en el mundo.

El Banco de Pagos Internacional fue fundado en 1930 y además de su sede central tiene dos oficinas de representación, en Hong Kong y en México. Sus clientes son bancos centrales e instituciones internacionales, por lo que no acepta depósitos de particulares o empresas ni les ofrece servicios financieros. En pocas palabras, ni podemos abrir una cuenta en el BPI ni solicitarle un préstamo.

Emplea a casi 600 personas de 58 países distintos. Está integrado por los 56 bancos centrales o figura homóloga de los países de Algeria, Argentina, Austria, Brasil, Finlandia, Francia, Alemania, España, Banco Central Europeo, Israel, EE.UU y Rusia, entre otros.

Entre las funciones del BPI están:

– Ser un foro cualificado que promueve la discusión y análisis de políticas financieras entre los bancos centrales y dentro de la comunidad internacional.

– Ser un centro de investigación económica y monetaria.

– Principal contraparte de los bancos centrales en sus transacciones financieras; es decir, garantiza las transacciones entre bancos centrales de los diferentes países y les permite compensar saldos.

– Interviene en las operaciones financieras internacionales.

En relación a los servicios financieros que ofrece, podemos mencionar que dispone de 140 clientes (entre bancos centrales e instituciones) y que aproximadamente el 4% de las divisas de los bancos centrales han sido mediante el BPI. Ofrece rentabilidad a los fondos y liquidez de los mismos, funcionando como un vehículo de inversión de la tesorería de los bancos centrales.

También financia a corto plazo a sus clientes y es administrador de una serie de préstamos gubernamentales internacionales.

Los informes sobre la evolución económica mundial son una fuente muy rica tanto para gobiernos como para estudiosos de las finanzas. En su página web podemos consultar los informes anuales y documentos de trabajo imprescindibles para entender las finanzas internacionales.

Basilea III

Es un conjunto integral de medidas de reforma, elaborado por el Comité de Basilea sobre Supervisión Bancaria, para fortalecer la regulación, supervisión y gestión de riesgos del sector bancario. Esta normativa ha ido evolucionando y busca fortalecer el sistema financiero mundial y evitar crisis como la actual. Para lograr sus objetivos busca:

– Mejorar la capacidad del sector bancario para absorber los problemas derivados de la tensión financiera y económica. En pocas palabras, hacer más fuertes a las entidades mediante reservas de fondos suficientes.

– Mejorar la gestión de riesgos y gestión interna de las entidades bancarias. Medidas de selección de operaciones de financiación automatizados y eficientes.

– Reforzar la transparencia de los bancos para que el sistema genere confianza mutua.

Es difícil abarcar mentalmente todas las funciones de este mega-banco central y las consecuencias sobre el ciudadano de sus aciertos y errores. Sin duda sus miembros tienen trabajo si quieren que salgamos pronto y reforzados de esta crisis. Esperemos que hayan aprendido de los errores cometidos por el sistema.

Otras historias interesantes