Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech 09 dic 2016

¿Qué es 'fintech'? Diez términos clave

API, SaaS, KYC… En ocasiones, entender un texto o una ponencia sobre ‘fintech’ puede parecer algo al alcance de unos pocos elegidos. Sin embargo, debajo de esos acrónimos y siglas se esconden realidades no tan complejas y, al mismo tiempo, esenciales para comprender cómo funciona esta revolución. A continuación, el significado de diez términos muy usuales en el sector.

AML

Son las siglas de Anti Money Laundering, es decir, “Anti Lavado de Dinero”. Estas tres letras se utilizan para englobar toda la legislación que lucha contra el blanqueo de los fondos provenientes de actividades ilegales, y que a su vez pueden ser utilizados para actividades terroristas o criminales.

La preocupación internacional por la financiación del terrorismo, acentuada en los últimos meses por los atentados de París y la actuación de un lobo solitario en San Bernardino (California), ha llevado a la creación de normas más severas para las operaciones financieras. La industria fintech es consciente de que debe endurecer y sofisticar sus procedimientos de autentificación ante el progresivo endurecimiento de las legislaciones en todo el mundo.

API

API proviene de Application Programming Interface. Es un conjunto de funciones o procedimientos utilizados por los programas informáticos para acceder a los servicios del sistema operativo, bibliotecas de software, u otros sistemas. Dicho de una forma menos técnica, podríamos definirlos como los procedimientos informáticos que establecen cómo una aplicación puede hablar con otra.

Las APIs abiertas están siendo básicas en el desarrollo de la economía digital. Las primeras compañías en atreverse a compartir sus tripas fueron gigantes online como Amazon, Twitter y Facebook, a mediados de la pasada década. Hoy,  las APIs son básicas para la industria fintech. Además, los grandes bancos tradicionales más dinámicos, como BBVA, están apostando por las APIs como herramienta imprescindible de creación de un ecosistema de servicios digitales para sus clientes.

CDO

Ya no tenemos serenos o linotipistas, pero el desarrollo tecnológico nos trae nuevas profesiones. Una de las que tiene mayor futuro es el CDO, o Chief Data Officer, es decir, el ejecutivo de la compañía que lidera toda la gestión de datos, para muchas empresas su activo más valioso. La consultora Gartner estima que en 2019 el 90% de las grandes empresas tendrán un CDO. De momento, ya hasta alguno de los gobiernos más importantes del planeta, como el del Reino Unido, tienen su propio CDO. Y en el universo fintech, es una posición de gran importancia.

Gartner estima que en 2019 el 90% de las grandes empresas tendrán un CDO

¿Qué perfil profesional debe tener un CDO? Los expertos recomiendan que combine habilidades técnicas pero que también tenga una visión empresarial y de negocio pues, a la larga, su trabajo consiste en que la empresa tenga más ingresos y/o menos costes gracias al uso de los datos. Además, debe ser consciente de las implicaciones legales y éticas de la recolección masiva de datos.

‘Fintech’

Acrónimo resultante de la unión de Finance y Technology, finanzas y tecnología. Con este término se engloba toda la revolución sistémica que está viviendo el sector financiero, en el que han entrado nuevos protagonistas que no tienen nada que ver con los bancos tradicionales. Estas startups aportan un enfoque totalmente tecnológico y se caracterizan por su rapidez y capacidad de adaptación. Son empresas pequeñas en las que hay más ingenieros informáticos que financieros. Y los bancos más dinámicos, como BBVA, aportan su solidez, músculo financiero y conocimiento del negocio a todo este cambio del modelo, que redunda en beneficio de un usuario que gestiona sus finanzas de forma muy distinta a la de sus padres.

KBA

Son las siglas de Knowledge-Based-Authentication. Es una forma más de intentar asegurar la identidad digital, como si se tratase de una pregunta personal que un servicio online realiza.

KYC

Know your customer, conoce tu cliente. Es un término que se utiliza en varias áreas de actividad económica, pero que es especialmente importante en el sector financiero.

Cuando hablamos específicamente de banca y fintech, KYC remite al conjunto de normas que las entidades deben cumplir referidas a la identidad de sus clientes y la legalidad de sus fondos.

‘Insurtech’

Este término, y su sinónimo instech, es el resultado de unir las palabras en inglés “insurance” y “technology”. Estamos hablando, en consecuencia, de cómo la tecnología está cambiando el negocio de los seguros.

De momento, pocas startups se han convertido en auténticas aseguradoras, dadas las dificultades intrínsecas de un sector cuya rentabilidad a corto plazo es difícil. El negocio asegurador requiere mucho capital, es complejo y tiene mucha regulación, así que los algunos de los nuevos actores están optando por aliarse con las aseguradoras clásicas. No obstante, las empresas tecnológicas tienen mucho que aportar al mundo del seguro -como el uso del big data– y la inversión está creciendo: según datos de la consultora CB Insights, las compañías de Insurtech  han pasado de captar fondos de 740 millones de dólares en 2014 a 2.700 millones de dólares en 2015.

Préstamos P2P

P2P es el acrónimo de peer to peer, una red de ordenadores sin clientes ni servidores fijos y conformada por una serie de nodos sin jerarquía. En este caso, son préstamos entre particulares, “de par a par”, sin que intervenga ningún tipo de institución financiera. Estos “préstamos sociales”, como también son denominados, están regulados en España desde el año pasado como parte del fenómeno del crowdfunding.

‘RegTech’

Acuñado por la Financial Conduct Authority (FCA), regulador del Reino Unido,es otro de los términos que, en combinación con ‘tech’, tecnología, se utiliza como etiqueta para designar los cambios sistémicos que está viviendo un área de actividad, en este caso la de la regulación. La diferencia del ‘RegTech’ con los procedimientos y servicios clásicos es la agilidad y rapidez, que se consigue gracias al big data, blockchain, la inteligencia artificial, los servicios en cloud

La diferencia del RegTech con los procedimientos y servicios clásicos es la agilidad y rapidez

SaaS

Siglas de Software as a Service en inglés. Es un modelo de distribución de software donde el soporte lógico y los datos se alojan en servidores de una compañía de Tecnologías de la Información, y el cliente accede vía internet.

Para las fintech es un servicio muy útil, ya que les permite simplificar sus estructuras y reducir costes en licencias de software; además la infraestructura SaaS es fácilmente escalable.

Otras historias interesantes