Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Código de Conducta 09 mar 2016

José Manuel González-Páramo: “La integridad y el comportamiento ético deben ser una constante en nuestra carrera profesional”

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo de BBVA, ha participado en la jornada Empresa y Bienes Públicos organizada por el Instituto Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra en la sede de BBVA en Madrid. En su intervención, González-Páramo ha puesto el foco en la ética como pilar fundamental de la banca.

Las entidades financieras deben operar bajo unos principios éticos si desean sobrevivir en un entorno cambiante. Este ha sido el eje principal de la intervención del consejero ejecutivo de BBVA, que desde un punto de vista humanista del negocio, reiteró que “lo esencial para una entidad financiera es que sitúe en el centro de su propósito a las personas”. Para ello, las entidades deben solucionar los problemas de reputación desde dentro: “Los bancos tienen que asumir su liderazgo a través de la autorregulación con el fin de restablecer la confianza y la credibilidad”, según sus palabras.

González-Páramo recordó el nuevo propósito de BBVA, que está inspirando el modo de hacer banca en la organización: “Trabajamos para poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”. En esta línea, declaró que el camino está en ofrecer a los clientes las mejores soluciones bancarias, ayudarles a tomar las decisiones financieras que más les convienen e impactar positivamente en sus vidas.

El consejero ejecutivo de BBVA quiso detenerse en el Plan de Negocio Responsable que BBVA lanzó en 2012 y que está basado en los principios de integridad, transparencia y prudencia. Este plan de alcance global tiene tres prioridades estratégicas. Por un lado, la comunicación Transparente, Clara y Responsable (TCR) cuyo objetivo es apoyar a los clientes en la toma de decisiones informadas y favorecer una relación más equilibrada banco-cliente. Por otro, la educación financiera que facilita a las personas gestionar mejor sus deudas y ahorrar de forma efectiva. Por último, los productos de alto impacto social con la apuesta por la inclusión financiera aprovechando las nuevas tecnologías y el impulso de la inversión socialmente responsable.

“La gestión de este modelo debe recaer en la primera línea directiva de las organizaciones”, sostiene José Manuel González-Páramo. En el caso de BBVA, la banca responsable está supervisada por el Consejo de Administración y, a partir de este año, va a estar supervisada por la Comisión Delegada del Consejo.

Al término de su intervención, el consejero ejecutivo de BBVA recordó las claves que pueden conseguir restablecer la confianza en el sector bancario: “La confianza mutua, la transparencia, la comunicación clara de nuestros compromisos, la coordinación y la cooperación”. Antes de despedirse, quiso recordar a los profesionales de la banca que “la integridad y el comportamiento ético deben ser una constante en nuestra carrera profesional y un componente esencial en nuestra cualificación profesional”.

Otras historias interesantes