Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fiscalidad 12 abr 2019

La política fiscal de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público es positiva para México

La responsabilidad fiscal en la toma de decisiones que emprenda el gobierno federal a través de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tendrá un impacto significativo en el comportamiento de los mercados y por ende en el crecimiento económico de los próximos años para México.

Carlos Serrano Herrera, economista en jefe de BBVA Bancomer, destaca en el artículo “Política Fiscal con señales positivas”, publicado en el diario El Financiero, que el reconocimiento de un menor crecimiento por parte de la Secretaría de Hacienda para el 2019 desde 2% hasta 1.6% y en 2020 de 2.6% a 1.9%, es sin duda una señal positiva. Las principales señales se contemplan principalmente en los pre-criterios de política económica que han sido anunciados. 

Serrano precisa que ha sido oportuno reconocer un menor crecimiento al anunciado en el paquete fiscal que se diseñó este año y se deberá hacer un ajuste en el gasto para cumplir con las metas fiscales establecidas en el documento, y explica que “esto no es solamente porque la recaudación será menor a la esperada –los ingresos públicos mostraron una caída anual de 3.9% en el primer bimestre del año- sino porque el menor crecimiento significará un menor Producto Interno Bruto (PIB) y, por tanto, un menor superávit como porcentaje del mismo”.

“Estas acciones de la Secretaría de Hacienda evitarán un deterioro en la posición fiscal del país y la consecuente inestabilidad macroeconómica”

El economista señala que es relevante que el gobierno federal considere recortes al gasto porque de esa forma podrá alcanzar el objetivo de 1% del PIB para el superávit primario de 2019 y que es muy importante que esos recortes apliquen al gasto corriente y no en la inversión, “lo cual podría reducir la capacidad de crecimiento de la economía en el mediano plazo”. Además, expone que otra de las medidas acertadas es la reducción de 16,000 plazas en Pemex, que podrían mejorar la situación financiera de la paraestatal sin comprometer su productividad.

Asimismo, Serrano detalla que “también se han anunciado recortes para el año próximo que resultarían en una caída anual real de 1%, con el objetivo de alcanzar un superávit primario de 1.3% del PIB” y aun cuando parece un objetivo ambicioso, los mercados requieren que la trayectoria de la deuda como porcentaje del PIB permanezca estable. El economista advierte que existe “un margen de error por las posibles contingencias fiscales que pueda traer la situación de Pemex” y por la optimista meta de 1.92 millones de barriles diarios para la producción petrolera.

Serrano refiere que estas acciones de la Secretaría de Hacienda evitarán “un deterioro en la posición fiscal del país y la consecuente inestabilidad macroeconómica” ya que la experiencia de la pasada administración con pronósticos demasiado optimistas, que ante un menor crecimiento no se reaccionó con acciones que apuntarán a una reducción del gasto durante los primeros tres años, provocó un aumento en la deuda como porcentaje del PIB de alrededor de 15 puntos, lo que significa para el país contar con un menor margen de maniobra fiscal.

“Se han anunciado recortes para el año próximo que resultarían en una caída anual real de 1%, con el objetivo de alcanzar un superávit primario de 1.3% del PIB”

Para el economista en jefe de BBVA Bancomer la política fiscal de México debe continuar en la línea que está marcando la Secretaría de Hacienda, por ello manifiesta que las recientes medidas expuestas por el subsecretario de la dependencia, Arturo Herrera sobre la recaudación de impuestos a través de conceptos como el predial y la tenencia son señales positivas que “un gobierno progresista e interesado en la distribución del ingreso los debería estar impulsando”.

La colaboración completa para el periódico El Financiero se publicó el 12 de abril de 2019 y puede consultarse en este ‘link’.

Otras historias interesantes