Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Viajes 13 sep 2018

Las diez claves a tener en cuenta para alquilar un coche

Ya sea por mudanza, por tener el coche propio averiado y necesitar otro, o simplemente cuando se viaja por necesitar un vehículo en el destino al que se viaje. El coche de alquiler es un medio que se suele adaptar bastante bien a las necesidades, aunque hay que tener en cuenta una serie de factores para evitar complicaciones.

El alquiler de vehículos se está convirtiendo en una opción cada vez más habitual. Para acertar en la contratación, es necesario plantearse una serie de cuestiones antes de alquilar el vehículo.

1.- ¿Qué tipo de vehículo nos interesa?

Para seleccionar el más adecuado hay que valorar diversos factores: distancia, número de viajeros, volumen de equipaje, calidad de la red de carreteras… Cuanto mayor sea la distancia y más alto el número de viajeros, aumentan las probabilidades de tener que optar por un modelo de segmento alto, por cuestiones de seguridad, comodidad y capacidad. En cambio, si la distancia es relativamente corta y los ocupantes no suman más de dos o tres viajeros, puede optarse por un vehículo de menores dimensiones y coste más reducido tanto de alquiler como de consumo.

2.- Contemplar la posibilidad de alquilar un coche híbrido

Combina un motor tradicional con uno eléctrico, una oferta que ya han incorporado la mayoría de empresas de rent-a-car. Esta opción resulta especialmente interesante si, además de circular por carretera, vamos a utilizar el coche para desplazarnos por núcleos urbanos, que es donde más se aprecia la reducción del consumo de combustible. Y, yendo un paso más allá, si solo vamos a utilizar el automóvil en la ciudad de destino, puede ser aún más conveniente recurrir a un nuevo servicio que se está consolidando en las grandes urbes: el ‘carsharing’. En muchas capitales ya es posible alquilar coches por horas, incluso por minutos, y suelen ser vehículos totalmente eléctricos sin las frecuentes restricciones de aparcamiento que establecen los municipios.

3.- Recabar la más amplia información

El siguiente paso en la planificación es recabar amplia información del sitio que se va a visitar, para seleccionar los lugares de mayor interés y diseñar la mejor ruta bien y establecer las paradas obligatorias a realizar a lo largo del trayecto.

4.- Reservar del vehículo

La reserva del vehículo deberemos hacerla de forma paralela a la reserva de alojamiento, para evitar sorpresas. Para ello debemos contar con una tarjeta de crédito, medio de pago exigido habitualmente por las compañías de alquiler tanto para abonar el servicio como para recoger el coche. Será el momento también de informarnos de si el servicio incluye un seguro y cuáles son las coberturas.

5.- Efectuar la reserva con mucha antelación

Efectuar la reserva con mucha antelación incrementa las posibilidades encontrar las mejores ofertas, antes de que suba la demanda y los precios. No hay riesgo de perder dinero si cambiamos de planes, porque la mayor parte de las compañías permite cancelar o cambiar una reserva ‘online’ sin coste hasta pocos días antes del viaje. Eso sí, conviene comprobar con cuánta antelación se permite efectuar la cancelación de forma gratuita.

6.- Estudiar las ofertas que ofrece cada compañía

Son variadas y podemos encontrarlas por diferentes vías; suele ser más barato reservar unos días que otros o un número concreto de días. Algunas disponen de descuentos para clientes de aerolíneas como Iberia Air France en programas de fidelización, o para miembros de determinados colectivos profesionales.

7.- Revisar el contrato de alquiler

Prestando atención a los requisitos de combustible y kilometraje; para evitar un sobrecoste lo recomendable es recoger el vehículo con el depósito lleno y devolverlo del mismo modo.

8.- Cerciorarse de cuáles son los horarios y lugares

Cerciorarse de cuáles son los horarios y lugares en los que se puede recoger y devolver el vehículo. De lo contrario podríamos tener que pagar gastos de demora.

9.-  Cuidado si el conductor tiene menos de 25 años

Si el conductor tiene menos de 25 años o si tiene el carné desde hace menos de un número determinado de años, muchas compañías le añaden un recargo sobre el precio, una medida que suele estar vinculada al coste del seguro. En todo caso, viene bien valorar las distintas opciones.

10.- Comprobar el estado del vehículo

Comprobar el estado del vehículo en el momento de recogida, por si hay algún desperfecto del que después pudieran responsabilizarnos. En tal caso, debemos dejar constancia por escrito los daños en los documentos de alquiler y tampoco está de más hacer fotos de los desperfectos en el momento de la recogida.

Otras historias interesantes