Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 22 may 2017

Las novedades de este año en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)

Unos 2.500 municipios españoles se ven afectados este año por la revisión de los coeficientes de actualización de los valores catastrales, aunque no en todos ellos suponga una subida del IBI para sus vecinos. El incremento se limita a unas 1.900 localidades y en algunos municipios se beneficiarán de una cierta reducción del impuesto sobre los inmuebles.

La subida o bajada será mayor o menor en función del ejercicio en el que se actualizara el valor catastral, como se recogía en el decreto ley del Gobierno de finales de 2016 al estar todavía con unos Presupuestos prorrogados.

En un principio, las valoraciones anteriores a 2003 se incrementan durante este año, mientras que las posteriores, ya cuando la burbuja inmobiliaria se hinchaba a pasos agigantados, se beneficiarán de una reducción.

  • 1990.- Las referencias que se actualizaron por última vez antes de este año tienen el coeficiente más elevado de todos: 1,08. La mayoría de los municipios en los que se incrementa el IBI tenían referencias antes de 1990.
  • 1994.- Las que se actualizaron durante este año tienen un coeficiente del 1,07.
  • 1995.- El coeficiente aplicable es del 1,06. Es decir, si el valor catastral era de 100.000 euros, pasa a considerarse como de 106.000 euros.
  • 1996.- Para aquellos que se actualizaron en este año, el coeficiente pasa a ser del 1,05.
  • De 1997 hasta 2000.- En todos estos casos el coeficiente se establece en 1,04.

En contraposición, estos son los ejercicios que se benefician de una reducción en el impuesto de bienes inmuebles:

  • 2005/2009.- Se establece en el 0,92.
  • 2010.- El coeficiente es del 0,9.
  • 2011.- La rebaja supone un coeficiente del 0,87.

Los consistorios que revisan los valores de los inmuebles deben pedirlo a la Dirección General del Catastro (Ministerio de Hacienda) siempre que hayan pasado cinco años desde la anterior valoración. A los diez años, la revisión es ya obligatoria.

Algunos ayuntamientos no se ven afectados por estas revisiones bien porque actualizaron hace poco tiempo los valores catastrales o bien porque hayan optado por no incrementar el impuesto a sus vecinos. Tal vez, para que sus arcas no se vieran mermadas si tenían que reducir los coeficientes.

Busca la hipoteca BBVA que más se adapte a ti

Otras historias interesantes