Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciencia y tecnología 27 dic 2019

Las 'startups' tecnológicas que podrían cambiar el mundo en 2020

Sistemas para capturar carbono de la atmósfera, diseño de proteínas basado en inteligencia artificial o una nueva generación de edición genética. Son algunas de las tendencias tecnológicas más disruptivas que pueden cambiar el rumbo del planeta en 2020, según un informe de CB Insights.

Algunas compañías van varios pasos por delante de las necesidades del mercado y ya están trabajando en tecnologías que prometen solucionar algunos de los mayores retos a los que se enfrenta el planeta, como la emergencia climática o el uso ético de la inteligencia artificial. En 2020 estaremos más cerca de algunos de estos avances, según un reciente informe de CB Insights, gracias a los productos y servicios de 36 ‘startups’ pioneras que la consultora ha seleccionado como las que pueden ‘cambiar las normas del juego’ el año que viene.

Se trata de compañías divididas en 12 categorías que podrán generar cambios radicales en distintas industrias gracias a sus avances científicos y tecnológicos en áreas como la criptografía cuántica, la fotónica o la energía nuclear de nueva generación.

Si en las últimas décadas la mayoría de innovaciones que han cambiado las formas de consumo, relación y producción industrial lo han hecho gracias al ‘software’, ahora, según CB Insights, nos adentramos en una nueva fase en la que algunos de los mayores cambios se van a producir por cambios tecnológicos más profundos, facilitados por la innovación en campos como la ingeniería y la física, que van a transformar ámbitos como la energía, el transporte y la medicina.

Estas son las 12 categorías y 36 ‘startups’ destacadas en el informe:

  • Chips a la velocidad de la luz: las compañías AyarLabs, Lightmatter y Luminous están desarrollando ‘hardware’ basado en fotónica, una tecnología que emplea la manipulación de la luz para mejorar de forma drástica la capacidad de computación, un impulso necesario para el avance de la inteligencia artificial.
  • Criptografía cuántica: la llegada de la computación cuántica supone un gran desafío para los actuales sistemas de encriptación de los datos. Las compañías Crypto Quantique, Isara y Speqtral están haciendo importantes avances para resolverlo gracias a los avances en una nueva generación de mecanismos de protección de ciberseguridad cuántica.
  • Inteligencia artificial más transparente: las compañías Darwin AI, Fiddler y Kyndi  trabajan para crear sistemas de IA más confiables y analizan el proceso de toma de decisión de los algoritmos para hacerlos más transparente y comprensible para los humanos.
  • Diseño de proteínas: el ‘machine learning’ cada vez puede abordar tareas más complejas, como la predicción de la estructura de las proteínas, un proceso que antes realizaban humanos de forma manual y mucho más lenta, y que puede ayudar a mejorar el diagnóstico y tratamiento de muchas enfermedades. Compañías como LabGenius, ProteinQure y Relay Therapeutics, podrían dar pasos importantes en este campo el año que viene.
  • Medicina bioelectrónica: las ‘startups’ Cala Health, Setpoint Medical y Theranica están investigando cómo tratar enfermedades mediante terapias basadas en impulsos eléctricos, una prometedora vía para sustituir a los fármacos tradicionales poco efectivos para curar patologías como la migraña.
  • El microbioma humano: otra vía alternativa para diseñar nuevos tratamientos que permitan mejorar el pronóstico de enfermedades crónicas y raras, es actuar directamente sobre el microbioma humano, el conjunto de bacterias que viven en el organismo humano. Un objetivo que se han propuesto ‘startups’ como Kallyope, Pendulum y Viome.
  • Una nueva mirada para tratar la mente: a pesar de los avances científicos del último siglo, la salud mental sigue siendo una gran olvidada de la medicina, ya que existen pocos tratamientos efectivos para muchas de estas enfermedades y aún no se conocen los procesos fisiológicos que las provocan. Algo que están tratando de resolver con nuevos enfoques, por ejemplo mediante el uso de compuestos psicodélicos, compañías como Compass Pathways, Mindmed y Small Pharma.
  • ‘Mercados’ de ADN: existen compañías que están tratando de resolver uno de los grandes retos a los que se enfrenta la investigación genética: la dificultad de compartir los datos de los usuarios sin vulnerar su privacidad. Las ‘startups’ Luna PBC, Nebula Genomics y Sano, están creado ‘marketplaces’ para el intercambio seguro de información relativa al ADN de las personas y así facilitar la investigación médica de una manera ética y responsable.
  • Capturadores de carbono: la reducción de las emisiones de CO2 en la atmósfera es una de las prioridades en la lucha contra el cambio climático. Carbon Engineering, Kiverdi y Opus son tres compañías pioneras que están dando importantes pasos para hacer viable un nuevo enfoque que también puede ayudar a mejorar esta situación: tecnologías que permiten eliminar y/o reciclar este contaminante presente en el aire.
  • Energía nuclear de nueva generación: ¿es posible generar energía nuclear con cero emisiones y de forma segura? Es lo que plantean las compañías Commonwealth Fusion Systems, NuScale Power y Terrestrial Energy gracias a nuevas soluciones como el aprovechamiento de la fusión nuclear (en lugar de la fisión), que hasta ahora es tecnológicamente inviable, pero que de llegar a materializarse podría suponer una fuente de energía limpia y segura sin precedentes.
  • Envíos más sostenibles: también con el objetivo de alcanzar un futuro más sostenible están surgiendo compañías, entre las que destacan Nautilus Labs, Einride y Sabrewing Aircraft Company, que trabajan en sistemas de transporte de mercancía no contaminantes. Entre sus ideas están los aviones teledirigidos impulsados de forma más eficiente, camiones autónomos y eléctricos y barcos de mercancía impulsados por inteligencia artificial.

Otras historias interesantes