Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 09 abr 2019

Las tres claves definitivas para ahorrar antes de Semana Santa

Se acerca uno de los períodos señalados de vacaciones, en el que la mayoría aprovechará para realizar una escapada. Para tener un amplio abanico de destinos, lo mejor es tener bastante margen de presupuesto, algo que se alcanza principalmente a través de una vía: ahorrar. Para hacerlo más fácil, le proponemos tres sencillas claves que ayudarán en dicho objetivo.

Ya sea para una semana de esquí, o para visitar un sitio paradisiaco, es aconsejable tener un buen colchón de ahorros, de manera que podamos disfrutar al máximo de unas merecidas vacaciones. Aquí van tres consejos muy útiles para conseguir ahorrar antes de dicho descanso:

  1.       Fuera gastos inútiles

Si revisamos detenidamente nuestro balance de gastos, disponible en la aplicación móvil de BBVA, podremos identificar diversas compras de las que podemos prescindir. Normalmente, suprimir una suma de pequeños desembolsos hará que experimentemos una notable diferencia en nuestra cuenta bancaria a final de mes.

  1.       Ordenar por categorías

No resulta complicado reducir gastos innecesarios, pero, ¿cómo elegimos por dónde empezamos a ahorrar? Para esta tarea resulta especialmente útil la aplicación móvil de BBVA, elegida como la “mejor app a nivel mundial” según la consultora Forrester.

Además de poder consultar nuestra salud financiera, en la ‘app’ de BBVA podemos revisar un gráfico que muestra cuáles son los sectores en los que más invertimos, como pueden ser moda y belleza, ocio, transporte y viajes, etc. De esta manera, podemos organizar nuestros gastos y elegir en qué ámbito podemos empezar a ahorrar.

Por otra parte, tener muchas metas en mente puede suponer que sea difícil cumplirlas. Por tanto, lo mejor es organizar los pasos que tenemos que ir dando para alcanzarlas. Esta es una facilidad que ofrece la ‘app’ de BBVA en Mis Metas: accediendo a este apartado, se puede marcar un objetivo de ahorro asignándole un nombre, como “Viaje a Nueva York”, indicando la cantidad para ahorrar y el plazo para cumplirla. Además, se pueden configurar las aportaciones de manera periódica o hacerlas de forma puntual. Ojo, que también se pueden programar reglas automáticas para ahorrar ‘mejor’.

  1.       Empezar por lo menos complicado

Lo mejor es no pretender lograr nuestro objetivo de golpe, ya que no conseguirlo rápidamente puede frustrarnos y alejarnos de nuestro propósito. Por esta razón, la técnica más eficiente es ir reduciendo los obstáculos que nos impiden lograr nuestra meta poco a poco.

En cuestión de gastos, lo más práctico es introducir pequeños cambios en nuestra rutina (como cocinar nuestra propia comida, en vez de pagar por ella diariamente), pasar a modificaciones más significativas (como reducir de manera razonable el presupuesto reservado para caprichos), y por último, implementar importantes cambios que afectarán positivamente a nuestra cartera (como utilizar transporte público, suprimiendo el gasto en gasolina).

Otras historias interesantes