Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 03 oct 2016

Los 10 términos que deberías manejar para controlar tus finanzas

Entender las finanzas personales es algo básico para manejar el día a día en un hogar. Es decir, tomar decisiones financieras informadas para gestionar bien los ingresos y los gastos de una familia cualquiera. Hoy es el día de la educación financiera, una cuestión fundamental en la organización de una economía doméstica.

Llevar las cuentas del día a día, administrar el crédito para no endeudarte de forma innecesaria o planificar la jubilación. Estas cuestiones básicas de finanzas personales son hoy en día, en España y en muchos otros países, una asignatura pendiente. Para niños, jóvenes y adultos.

Qué es el euríbor y cómo incide en una hipoteca, cómo funciona una  tarjeta de crédito, comprender la información que contiene una nómina, son conceptos más complejos que no todo el mundo maneja con facilidad y su falta de conocimiento implica riesgos elevados para el bienestar. Necesitamos ser capaces de interpretarlos correctamente para poder enfrentarnos a ellos en nuestro día a día.

Algunas entidades bancarias como BBVA están tomando la iniciativa para fomentar la educación financiera con el objetivo de favorecer el desarrollo de conocimientos y habilidades financieras que permitan a la sociedad tomar decisiones informadas para mejorar su bienestar financiero y ser más consciente de los riesgos y oportunidades que existen. La educación financiera es una de las prioridades estratégicas del Plan de Negocio Responsable del Grupo BBVA.

Con motivo del Día de la Educación Financiera, vamos a explicar los 10 términos que deberías manejar sin problemas para controlar tus finanzas personales y entender algunas nociones financieras básicas.

1. Euríbor:  Se calcula como la media simple de los tipos de interés a los que las entidades se ofrecen a prestar dinero a otros bancos a diferentes plazos. Por tanto, se puede hablar de euríbor a una semana, a un mes o a un año. Se utiliza, entre otros, como referencia para calcular los intereses de un préstamo hipotecario a tipo variable.

2. Prima de riesgo: la prima de riesgo sirve para determinar los intereses que un estado tiene que pagar a los inversores que han comprado su deuda. Cuanto mayor sea el riesgo que asumen estos inversores (es decir, la probabilidad de que el estado no devuelva el importe prestado), más alta será la prima de riesgo.

3. Nómina: es un documento imprescindible dentro de las relaciones laborales que se entrega a los trabajadores y en el que aparece el detalle del salario que recibe, junto con las deducciones que se practican de dicho salario, bien sea por retenciones obligatorias marcadas por la legislación vigente, bien sea por otro tipo de conceptos como anticipos, o deducciones para seguros de salud.

4. Tarjeta de crédito: es un medio de pago que le permite al cliente obtener un dinero, que todavía no se encuentra en su cuenta bancaria, pero del que se supone que dispondrá cuando llegue el momento de devolver la cantidad adelantada. Con las tarjetas de crédito, se pueden realizar pagos u obtener dinero, hasta el límite de crédito fijado, sin necesidad de tener en ese momento fondos en la cuenta bancaria. Se puede elegir pagar todo a final del mes sin intereses o devolverlo en varios plazos con un tipo de interés sobre el saldo dispuesto.

5. Tarjeta de débito: es una tarjeta en la que las compras realizadas se cargan directamente y de manera instantánea en su cuenta, ya sea una libreta de ahorros, una cuenta corriente o incluso una póliza de crédito. Por consiguiente, es imprescindible que tenga saldo (o crédito en la póliza) para poder realizar el pago con esa tarjeta.

6. Transferencia bancaria: se trata de una operación por la que una persona (el ordenante) da instrucciones a su entidad bancaria para que con cargo a una cuenta suya envíe una determinada cantidad de dinero a la cuenta de otra persona (el beneficiario de la transferencia) en la misma o en otra entidad.

7. Aval: es una garantía, por la cual una persona, el avalista, responde con su patrimonio del cumplimiento de una obligación principal que ha contraído un tercero, el avalado, frente a otro, el beneficiario. Cuando hablamos de aval bancario, el avalista sería el banco, el avalado un cliente del mismo, y el beneficiario aquel interesado en garantizar la obligación.

8. Hipoteca: coloquialmente, se entiende como hipoteca el préstamo hipotecario, es decir, el préstamo destinado a facilitar el acceso a una vivienda. La hipoteca es el derecho real o la garantía del préstamo hipotecario que se constituye para garantizar el pago de dicho préstamo. Generalmente, la garantía suele ser el inmueble que se adquiere.

9. Crédito: es una operación en la que la entidad financiera pone a disposición del cliente un capital del que va disponiendo en función de sus necesidades financieras. El cliente únicamente paga intereses sobre la cantidad dispuesta y una pequeña comisión sobre el saldo disponible pero no dispuesto.

10. Cambio de divisa: se llama cambio de moneda o divisa a toda operación en la que un determinado activo, instrumento financiero o medio de pago (es decir, billetes, cheques, depósitos, préstamos, etc.) pasa de ser expresado en una determinada divisa (la moneda o unidad de cuenta de un país o zona económica) a estar en una divisa diferente.

Otras historias interesantes