Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico Act. 26 feb 2021

El liberalismo económico puede ser progresista y disminuir la desigualdad

Liberalismo

La desigualdad aún es un pendiente por resolver, lograrlo está vinculado con la capacidad de los gobiernos de generar a través de sus modelos económicos una sociedad más justa pero también más próspera. Carlos Serrano Herrera, economista Jefe de BBVA México, hace un análisis en el artículo “El liberalismo económico es compatible con la lucha contra la desigualdad” publicado en el periódico El Financiero sobre las oportunidades que puede traer al entorno económico el liberalismo y la generación de la riqueza para todos.

Serrano explica que “el liberalismo económico es un sistema en que la asignación de recursos no la dicta el Estado, sino el mercado mediante las señales que constituyen el sistema de precios. Un sistema que fomenta la competencia económica, en el que el respeto a la propiedad privada es un valor incuestionable, en el que se tienen reglas del juego claras y donde los contratos se respetan”.

De acuerdo con el economista aún cuando esta definición podría revelar que este sistema económico puede traer desequilibrios y elevar la desigualdad, también afirma que en términos económicos es factible “adoptar mecanismos de redistribución del ingreso, sobre todo a través de la política fiscal” y con ello se reduzca la desigualdad de los resultados, es decir que impacten en mejores sistemas de educación y de salud, además de ayudar a la disminución de la desigualdad en lo que se refiere a generación de oportunidades.

“La economía de mercado no implica equidad, pero su ausencia tampoco la garantiza”

Para Serrano se puede ser liberal y al mismo tiempo progresista o de izquierda porque el capitalismo se vuelve más eficiente cuando permite que exista mayor competencia e igualdad de oportunidades, es decir, que en los mercados donde los sectores laboral y empresarial son más competidos se generan mejores salarios “por tanto, menos desigualdad entre los trabajadores y los dueños del capital”. Mayor igualdad y oportunidades se traducen en un capitalismo exitoso e igualitario.

El economista Jefe de BBVA México destaca que economías como la de Noruega, Dinamarca y Suecia aplican el liberalismo económico, “combinando altos niveles de ingreso y sociedades igualitarias”. Asimismo Serrano precisa que otros países se manejan con el sistema de asignación de recursos que se centraliza desde el gobierno “o en donde algunos sectores operan con monopolios de Estado y que tienen altos niveles de desigualdad, como Venezuela y Nicaragua”.

Serrano señala que aún en economías como la de Estados Unidos que se ostentan como de libre mercado, tienen altos niveles de desigualdad al privilegiar a ciertos grupos o actores para ejercer una ‘economía de cuates’ “es decir, la economía de mercado no implica equidad, pero su ausencia tampoco la garantiza”, algo que desafortunadamente opera en casi todos los países de Latinoamérica.

Al cierre de su análisis el economista advierte que “una política económica sin mecanismos de regulación y basada en principios de laissez faire no implica tener un sistema basado en el mercado y en la libre competencia”, por el contrario para que un sistema de mercado sea eficiente Serrano afirma que necesita reglas diseñadas por el Estado, por lo que sostiene que en el caso de México debería “aspirar a ser una economía de mercado, eficiente y progresista”.

El artículo se publicó completo en El Financiero el 25 de febrero de 2021 y puede consultarse en este link.

Otras historias interesantes