Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda 06 nov 2019

Los cinco mitos más extendidos sobre el crédito hipotecario

Suele creerse que calcular, adquirir o administrar un crédito hipotecario es sumamente complicado. La realidad es que, aunque sí requiere una planificación meticulosa, comprender sus ventajas y utilidades es mucho más fácil de lo que parece.

Mito 1.- Sólo se puede usar un crédito hipotecario para comprar vivienda

Falso. Existen diferentes modalidades de crédito hipotecario. Además de comprar vivienda se puede usar para remodelación de un inmueble y también para obtener liquidez económica.

Mito 2.- El crédito hipotecario cubrirá el 100% del valor de la vivienda

Falso. En algunos casos el crédito hipotecario puede llegar a cubrir hasta 90% del valor del inmueble. Lo más recomendable para iniciar este proyecto es contar con entre 20 y 35% del valor de la casa que se desea comprar, de modo que se puedan cubrir conceptos como el enganche, gastos notariales y avalúo, entre otros.

Mito 3.-Tener un crédito hipotecario significa tener una deuda para siempre

Falso. Los plazos disponibles para este servicio financiero van de los cinco hasta los 20 años. Sin embargo, existe la posibilidad de adelantar pagos sin penalización para liquidar la deuda con anticipación, especialmente si se destina algún ingreso extra como bonos o aguinaldos. Un aspecto importante a considerar es que los intereses reales son deducibles de impuestos.

Mito 4.- No se puede usar un crédito con el de otras instituciones

Depende. Existen diversos programas de cofinanciamiento para vincular un crédito hipotecario con los de Instituciones como el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) y el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de Trabajadores del Estado (FOVISSSTE).

Mito 5.- Es mejor rentar que comprar una casa

Depende. La Comisión Nacional para la Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) señala que es importante considerar aspectos como la tasa de interés y el Costo Anual Total (CAT) del crédito porque inciden en la cantidad que se deberá pagar mensualmente. De modo que,  si no se cuenta con el ahorro suficiente para cubrir el enganche y gastos notariales, y además el monto de las mensualidades resulta demasiado elevado, no es viable contratar un crédito hipotecario.

Existen herramientas en línea para planificar la compra de una vivienda por medio de un crédito hipotecario, como el simulador Valora de BBVA que permite calcular el valor estimado de una vivienda de acuerdo con su ubicación. Por otro lado está disponible el Simulador de Crédito Hipotecario con el que se puede conocer a detalle el funcionamiento de diferentes modalidades de crédito, en cuanto al plazo y mensualidades.

Conocer todos los detalles del proceso de compra de una casa, evaluar distintas posibilidades y, sobre todo, la planificación, son factores fundamentales para tomar mejores decisiones y lograr el objetivo de construir un nuevo patrimonio.

Otras historias interesantes