Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 24 ene 2024

Retos económicos en 2024 y la necesidad de una consolidación fiscal para 2025

Este año se perfila con grandes retos para la economía mexicana. El comportamiento que tendrá la economía estadounidense afectará a México dependiendo de cómo evolucionen las tasas de interés en ese país y hacia 2025 habrá importantes desafíos en el terreno fiscal.

Perspectivas económicas

Para el economista principal de BBVA México, Arnulfo Rodríguez Hernández, tasas de interés de Estados Unidos en niveles relativamente altos por más tiempo (producto de una mayor persistencia inflacionaria) “podrían desacelerar el motor externo más de lo previsto y afectar aún más el crecimiento de la industria manufacturera mexicana”.

Rodríguez explica en el artículo ‘Panorama macroeconómico para 2024 y retos fiscales en 2025’, publicado en el periódico El Economista, que BBVA México anticipa que este año la economía mexicana mostrará un dinamismo derivado de “la resiliencia del consumo privado y la fortaleza del mercado laboral”, lo que permite anticipar que el crecimiento económico de este año será 2.9%, cifra que resultaría menor al 3.4% previsto para 2023.

BBVA México anticipa que la economía de México continuará mostrando dinamismo en 2024

El economista detalla que los pronósticos revisados al alza para la inflación subyacente por el Banco de México “y la resistencia a la baja que sigue mostrando la inflación de los servicios” hacen muy probable que el banco central mexicano “retrase el inicio del ciclo de recorte de tasas hasta marzo”. En lo referente a sus pronósticos para la tasa de referencia, estima que esta se ubique en un nivel de 9.0% al cierre del año con un ligero sesgo al alza. BBVA México prevé una inflación general de 3.4% para 2024.

Ante el panorama descrito, Rodríguez hace énfasis en que existen importantes retos económicos para México que la siguiente administración federal deberá encarar. Uno de los más relevantes tiene que ver con la “consolidación fiscal dado el poco margen de crecimiento para la recaudación tributaria y las presiones al gasto público derivadas de la continuidad de los programas sociales instituidos en este sexenio”.

De acuerdo con el economista de BBVA Research México, un ajuste en el gasto público es una de las decisiones que debería tomar la nueva administración pública federal, con el objetivo de “evitar que la trayectoria de la deuda pública (% del PIB) retome su trayectoria ascendente y la calificación crediticia soberana sea afectada”. Asimismo, tendrá que “reducir el déficit público 4.9% del PIB en 2024 a niveles cercanos a 2.0% del PIB a partir de 2025”.

El analista advierte que no solo “es preocupante que el déficit público aprobado para este año sea el máximo desde 1990, sino también sorprendente en un contexto en el que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estima que la economía mexicana crecerá por encima de su potencial (2.6% vs. 2.4%)”. Considera también que aun cuando la SHCP anticipa que “el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) será 48.8% del PIB al cierre de 2024”, ese nivel cambiaría “la racha de tres años consecutivos de caídas en este saldo histórico como proporción del PIB”.

Rodríguez concluye que de acuerdo con las perspectivas económicas para 2024, BBVA México no prevé una recesión en Estados Unidos en su escenario base. No obstante, una recesión en ese país no puede descartarse totalmente y ello generaría un impacto directo en la economía mexicana por las relaciones comerciales y financieras con ese país, por lo que hacía delante una recesión “podría justificar el mayor déficit público aprobado para 2024”.

El artículo se publicó en El Economista el 18 de enero de 2024 y puede consultarse en este link.