Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cómo consumir luz de manera eficiente en los hogares mexicanos

Como-consumir-luz-de-manera-eficiente-en-los-hogares-mexicanos.

El ahorro energético beneficia a todos y si bien el uso de los electrodomésticos en el hogar son los que generan más gasto en el consumo eléctrico, existen maneras para reducirlo y consumir la energía de forma responsable y eficiente.

La sostenibilidad es parte de la agenda de los países para avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) que plantean una serie de metas y las condiciones ambientales forman parte de éstos. Específicamente, el ODS 7 señala garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos, mientras que el 12 apunta a la necesidad de impulsar un consumo energético sostenible. Optar por el uso responsable en el consumo de luz en los hogares es una manera de contribuir con estos objetivos a favor del medioambiente.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) señala algunos factores que influyen en el consumo de los electrodomésticos y resalta que el potencial eléctrico se mide en vatios o watts (W) o kilovatios o kilowatts(KW) y el tiempo de uso que se mide en horas (h).

El recibo de luz emitido por la CFE para la medición del consumo de los hogares en el país se hace en Kilowatts-Hora (kWh) tomando la lectura del medidor cada uno o dos meses, dependiendo del contrato de luz. Asimismo, la empresa indica que los aparatos eléctricos no consumen la misma cantidad de energía eléctrica y una de las maneras de saber cuánto consume un electrodoméstico es ver la etiqueta de eficiencia eléctrica que traen todos los aparatos.

Consejos para lograr un consumo eficiente de la electricidad en los hogares

Partiendo de que no todos los electrodomésticos consumen la misma energía, la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE) resalta que todo depende de los años de los aparatos (ya que entre más antiguos sean el consumo de luz es mayor),  de la marca y modelo, por eso es importante procurar cambiar los electrodomésticos que tienen una antigüedad de diez años o más.

Algunas recomendaciones para tener un consumo eficiente de luz y hasta ahorrar en el recibo, son los siguientes:

Conocer la etiqueta de eficiencia energética. En caso de comprar o cambiar algún aparato electrodoméstico o de línea blanca, es necesario saber que en México las etiquetas que contienen las normas de eficiencia energética (NOM-ENER), incorporan, entre otros conceptos, las especificaciones a cumplir como el consumo máximo o la eficiencia mínima, así como el método de prueba para determinar el cumplimiento de dichas especificaciones.

Estas etiquetas son de color amarillo y se deben encontrar pegadas en la parte frontal o lateral de los aparatos. También en el manual del fabricante aparece esta información, la cual es importante al momento de adquirir un nuevo aparato. Además, sirven para poder comparar entre equipos de diferentes marcas y elegir el que ofrezca un mejor desempeño energético.

 La lavadora. Este es uno de los electrodomésticos que consumen más electricidad, principalmente si se utilizan varios ciclos para lavar y su duración, así como la temperatura del agua que se está empleando. En general, es recomendable utilizar agua fría en todo el ciclo de lavado, pues se puede ahorrar alrededor del 50% de la energía eléctrica.

 Aire acondicionado. La CFE indica que en la temporada de verano es cuando la demanda de energía aumenta, sobre todo en los estados del sureste y norte del país que alcanzan temperaturas muy elevadas, por lo que sugiere que, además de que estén en buenas condiciones y que su operación sea óptima, éste se ajuste a 25º, pues por cada grado menos de temperatura, su consumo de energía aumenta entre un 4% y un 6%. También hay que verificar que estén instalados lejos de lámparas y evitar que le dé el sol de manera directa.

El refrigerador. Aunque es un electrodoméstico que en sus modelos más recientes cuentan con un consumo moderado (dependiendo de la etiqueta de eficiencia energética), hay que tomar en cuenta que pasa conectado las 24 horas, por ello es importante regular la temperatura de acuerdo con las instrucciones del fabricante (por cada grado más de frío, el consumo de energía aumenta un 5%). Este electrodoméstico debe ubicarse a la mayor distancia posible de fuentes de calor como estufas, hornos o ventanas; ya que su cercanía ocasiona una mayor demanda de energía.

Focos tradicionales. Es aconsejable sustituir los focos tradicionales o incandescentes por focos y lámparas led, ya que pueden ahorrar alrededor del 80% de energía eléctrica durante todo su tiempo de funcionamiento y suelen tener una vida útil  de más de 10,000 horas.

Formar hábitos básicos de ahorro. Por simples que parezcan, ayudan a tener una cultura de ahorro de energía y es importante tener en cuenta lo siguiente: siempre que sea posible se debe aprovechar la iluminación natural. Apagar las luces y desconectar los aparatos que no se estén utilizando, incluyendo el televisor y lámparas de pie, de mesa o de noche. También es importante cuidar el estado de los enchufes para que no se sobrecarguen y, por último, revisar la instalación eléctrica dos veces al año para evitar fugas de energía que eleven el consumo.

Cualquier aparato eléctrico conectado o encendido, por pequeño que sea, suma al consumo. Hacer un uso consciente y cuidadoso de la energía eléctrica ayuda a reducir el gasto energético y contribuye a combatir los efectos del calentamiento global y del cambio climático.