Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Momentum 24 may 2018

‘Networking’: cómo aprovecharlo al máximo

El ‘networking’ es una práctica muy extendida que consiste en la celebración de eventos, donde se facilita que los emprendedores se conozcan e intercambien experiencias, para buscar posibles sinergias que les ayuden a avanzar en sus negocios. Es una forma eficaz de hacer contactos y construir la red profesional que todo emprendedor necesita para crecer.

Una habitación llena de gente que charla, hace corrillos, se intercambian tarjetas… A primera vista, una sesión de ‘networking’ puede parecer algo intimidante para un emprendedor novato. Sin embargo, hay trucos para manejarse con tranquilidad y exprimir la experiencia al máximo.

A la medida

Cada emprendedor necesita contactar con unos perfiles profesionales determinados, no todo el mundo le sirve. Por lo tanto, es preferible tener una red pequeña pero bien elegida, que una más generalista y menos útil. Si se vive en una ciudad grande donde hay muchos eventos de ‘networking’, conviene elegir aquellos con una temática afín al perfil de la empresa. Si no es así, en las sesiones a las que se acuda es recomendable centrarse en aquellas personas que trabajan en los sectores que al negocio le interesan.

Un buen ‘pitch’

Una presentación eficaz debe cumplir la máxima: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”. En una sesión de ‘networking’ se habla con muchas personas y algunas de ellas pueden ser futuros clientes, mentores, colaboradores o proveedores. La forma de entrar con buen pie es elaborar un buen ‘pitch’, es decir, realizar un pequeño discurso en el que se presente el negocio con una descripción certera de la empresa y sus objetivos. Si se hace de una forma eficaz, será una forma inmejorable de presentarse a los profesionales que haya en la sesión. En el caso de que se tenga algún prototipo del producto o algún artículo de cortesía, no está de más llevarlo a la sesión para mostrárselo o regalárselo a aquellos contactos, que resulten más interesantes para el negocio, como una forma de introducirlos en el espíritu de la empresa.

Obtener y compartir

En un ‘networking’ no se puede ser egoísta. La razón de ser de este tipo de reuniones es obtener un beneficio mutuo, por lo tanto, hay que intentar, en cada interacción, mostrar ganas de colaborar e interesarse por el perfil de las personas con las que se habla.

El detalle de las tarjetas

En plena era digital, las personas que acuden a un ‘networking’ siguen agradeciendo que se les ofrezca una tarjeta con los datos de contacto de la empresa. Es una forma efectiva de abordar a los asistentes, por lo que conviene cuidar su diseño y calidad ya que forma parte de la impresión que se llevarán los demás sobre el emprendedor y su proyecto.

Cuidar la red

El trabajo no termina cuando finaliza la sesión, al cerrar la puerta es cuando empieza la tarea más intensa. Hay que cuidar la red de contactos adquirida y establecer reuniones o encuentros para cerrar posibles acuerdos y colaboraciones. Conviene seguir aumentando la red, interesándose por los contactos de los demás que puedan ser la vía para seguir avanzando y  mantener actualizados los datos de las empresas, estableciendo un contacto periódico, con los negocios que más interesan, para no perder la relación.

BBVA Momentum fomenta la creación de redes profesionales a través del ‘networking’. Los emprendedores que resulten seleccionados en esta nueva edición, que se celebrará en Colombia, Estados Unidos, México y Turquía, tendrán acceso a un completo ecosistema profesional donde se encuentra lo mejor del emprendimiento social: emprendedores, mentores, profesores, profesionales de BBVA… En las ediciones anteriores, varios participantes ya establecieron sinergias con otros compañeros que les ha ayudado a mejorar en sus negocios y aumentar su impacto. Esto demuestra que el ‘networking’ es una herramienta eficaz y BBVA Momentum la seguirá potenciando en esta edición.

Otras historias interesantes