Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 28 dic 2016

Paraguay, un crecimiento en 'contracorriente'

A días de acabarse el 2016, la economía de Paraguay continúa con su buen dinamismo, frente a sus dos grandes vecinos que no corren con la misma suerte. El Paraguay fue noticia en el mundo, además de ejemplo para las pequeñas economías por su buen trabajo macroeconómico, lo que lo resaltó en la región sudamericana este año.

Se estima, según proyecciones oficiales del Gobierno, que el PIB se expandirá 4% este año y 3,7% para el 2017, un crecimiento en ‘contracorriente’ a la región, ya que Argentina y Brasil pasan, prácticamente, por sus peores momentos. Esto es sustentado por principales organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM) y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), al igual que por consultoras privadas.

En base a datos presentados por el Banco Central del Paraguay (BCP), en su reciente Informe de Política Monetaria (IPoM), la economía paraguaya continúa con su buen dinamismo y con una diversificación sectorial, principalmente destacando al sector secundario, como la industria manufacturera y las construcciones, además del sector terciario, como el comercio y servicios.

En la región, la economía brasileña mostró un debilitamiento de la actividad económica, lo cual también se reflejó en la corrección a la baja de las previsiones de crecimiento. En Argentina, el entorno macroeconómico sigue siendo frágil y, si bien se espera una recuperación para el 2017, las estimaciones también se revisaron a la baja. Para el Paraguay, casi todas las proyecciones fueron corregidas al alza.

¿Por qué Paraguay crece y sus principales socios comerciales no?

La gran pregunta. En octubre pasado, el jefe de Misión del FMI, Hamid Faruqee, durante la reuniones anuales del FMI y el BM en Washington DC, EEUU, subrayó que uno de los aspectos más positivos de la economía paraguaya es que mantuvo una mejor expansión, que para muchos fue sorprendente, por su fuerte “resiliencia”, si se toma en cuenta que Brasil, su principal socio comercial, pasaba por su peor recesión.

Por otro lado, también en la misma ocasión, el BM resaltaba la buena labor de Paraguay y lo catalogaba como ejemplo de buen manejo macroeconómico, ya que como una pequeña economía, que en teoría depende de sus grandes vecinos, igual pudo crecer y continuar con su buen dinamismo. Eso es lo que le permitió crecer a tasas del 4% hasta este año, sin dejar de lado los problemas económicos de Argentina y Brasil.

Puente en Paraguay

Vista del atardecer en Paraguay. - Martín Laguna

Economía 2017 y un escenario mundial más complicado.

No solo se habló de Paraguay y de sus grandes bondades para invertir por su buen manejo macroeconómico para este año, sino que también para los siguientes. Los organismos internacionales lo colocaron entre la segunda y la tercera economía que más crecerán en el 2017, siempre y cuando teniendo presente los riesgos externos. Sin embargo, el panorama actual no es el mejor, atendiendo a una menor expectativa de mejora de los grandes socios.

Si bien es un problema para el flujo económico, así como lo que suceda con el tipo de cambio (dólar) y el precio de las materias primas (commodities), otro factor que también es de gran importancia es lo que suceda con el clima, en este caso con el fenómeno de La Niña. La sequía que podría afectar al país pone en riesgo la agricultura y varios otros sectores que dependen de esta.

A pesar de esto, buenas son las expectativas de crecimiento de Paraguay que van en torno al 3,5% y 3,7% para el 2017.

Todo positivo, pero, ¿qué falta?

Al ser periodista del área macroeconómica, donde día a día publicar artículo sobre el nivel macro del país, en el que los resultados son englobados, uno se expone a que su trabajo sea interpretado desde distintos ángulos. Y esto es así porque el buen resultado de los grandes sectores no llega al común de la gente, esa que trabaja día a día y apenas llega al mes.

El sector micro aún no siente la buena marcha del sector macro. Es decir, el mayor crecimiento del PIB no llega a todos todavía, es un problema reconocido por el propio Banco Central, que asegura que esto cambiará ya en el 2017, cuando el nivel de consumo de la gente también mejore.

Por otro lado, un tema que ya se hace repetitivo, es la mejora de infraestructura del país, que si bien ha avanzado, aún está rezagado en la región y es el principal desafío (del Gobierno) para el año entrante.

Si bien también mejoraron las reglamentaciones, principalmente en el sector financiero, con la tan anhelada actualización de la Ley de Bancos y Financieras, después de 20 años de vigencia, aún faltan grandes trabajos, como el control de la ‘banca en la sombra’, compuesta por entidades no financieras que se aprovechan del consumidor y que escapan del control del BCP.

A todo esto, Paraguay sigue apostando a la actualización, principalmente en leyes y manejos macroeconómicos, todo para llegar al grado de inversión que necesita. La bancarización será crucial en estos años, acompañada del avance digital, en donde los bancos fuertemente están apostando.

Otras historias interesantes