Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Deuda> Hipotecas 09 may 2024

¿Qué se necesita para pedir una hipoteca al banco en Perú?

Una de las metas más comunes e importantes para la vida de una persona es adquirir una casa propia. Sin embargo, este sueño implica desembolsar una fuerte suma de dinero, con la que la mayoría de las personas no cuentan. En estos casos lo más recomendable para adquirir un inmueble es solicitar un crédito hipotecario.

Un préstamo hipotecario consiste en recibir un dinero o capital por parte de una entidad bancaria para comprar o construir una propiedad a cambio del compromiso de devolver dicha cantidad, más los intereses correspondientes. Todo ello a través del pago periódico de cuotas que suelen ser mensuales.

Calcula la cuota de tu hipoteca

Reducción de tasas de interés

Desde septiembre del 2023, el Banco Central de Perú (BCRP) inició un ciclo de reducciones de su tasa de interés de referencia. Así, se pasó de 7.75% en 2023 a 6% en la actualidad y los analistas estiman que este año la entidad continuaría con el ciclo de reducción y la tasa de interés podría llegar a incluso al 4%.

Manuel Piñan, principal manager de negocio inmobiliario de BBVA Perú, refirió que la disminución de la tasa de referencia del BCRP también se ha trasladado a las tasas de los créditos en general, incluyendo los hipotecarios. “Actualmente se está viendo una disminución de las tasas de los créditos hipotecarios de 9.1% a 8.7%. Quizás a finales de año pueda bajar un poco más y llegar a 8%”, sostuvo.

Ventajas de solicitar un préstamo hipotecario

Bajo ese contexto de reducción de tasa de interés y las medidas promulgadas por el Gobierno para mejorar la liquidez de las familias como la disposición de los fondos de las AFP y CTS, este sería un buen momento para que las familias opten por solicitar un crédito hipotecario.

Entre las principales ventajas se encuentran:

  • Accesibilidad a la propiedad: Permite a las personas comprar una vivienda sin necesidad de disponer de la totalidad del dinero por adelantado.
  • Estabilidad financiera: Si se compara con el pago mensual de un alquiler, las cuotas de un crédito hipotecario no aumentan con el tiempo, proporcionando una estabilidad financiera a largo plazo.
  • Brinda flexibilidad en los pagos: Ofrecen diferentes opciones de pago y plazos que se adaptan a las necesidades financieras de cada cliente.
  • Construcción del patrimonio: A medida que se realizan pagos mensuales de la hipoteca, se están acumulando patrimonio en la propiedad.
  • Mejora la calidad crediticia: El pago puntual de un préstamo posiciona al cliente como un prestatario solvente con capacidad demostrada.

Requisitos para calificar a un crédito hipotecario

Los requisitos específicos dependerá de la entidad financiera que evalúe al cliente, pero en líneas generales, los que piden la mayoría de los bancos son:

  • Historial crediticio: Sujeto a la puntualidad en tus pagos o las deudas preexistentes.
  • Ingresos mensuales del cliente: La cantidad que la entidad bancaria va a valorar, para la concesión del préstamo hipotecario, depende del importe del mismo, del número de titulares y del tipo de interés.
  • Antigüedad laboral: Demostrar un mínimo de un año de continuidad laboral al momento de solicitar un crédito.
  • Cuota inicial: Contar con al menos el 10% del costo del inmueble para dar como adelanto.
  • Límite de financiación: Suele estar en el 80% del valor de tasación del inmueble (si es primera vivienda) y en el 70% si se trata de una segunda vivienda, y el periodo de amortización, o tiempo en el que se ha de devolver la hipoteca, que oscila entre los 20-30 años.

Documentación a entregar

Adicionalmente a ello, hay que entregar cierta documentación que cada entidad bancaria solicita para demostrar la solvencia económica actual y futura y, así, poder acceder al desembolso del dinero. Por ejemplo en el caso de BBVA solicitan lo siguiente:

  • DNI o CE
  • Contrato de arras.
  • CIRBE.
  • Declaración del IRPF del último año.
  • Extractos bancarios recientes.
  • Escrituras de cada inmueble que se posea.
  • Contrato de arrendamiento si el actual domicilio del solicitante es alquilado, y últimos recibos del alquiler.
  • Recibos del pago de otros préstamos.
  • Documentación requerida al trabajador por cuenta ajena/propia.
  • Contrato laboral en vigor (ya sea definido o indefinido).
  • Nóminas de, al menos, los últimos 3 meses.
  • Justificante de ingresos adicionales al de la nómina.

Los trabajadores por cuenta propia (o autónomos), además, necesitan entregar al banco la siguiente documentación:

  • Declaración anual del IVA (del año anterior).
  • Pagos trimestrales del IVA del año en curso.
  • Declaración anual del IRPF (además de los pagos fraccionados).
  • Últimos recibos del pago de la Seguridad Social.

Opciones

Si ya se sabe qué casa o inmueble comprar, y lo que se necesita es financiación, el siguiente paso es buscar una entidad bancaria que mejor se acomode a las necesidades de los clientes. Por ejemplo, BBVA ofrece diversas opciones de crédito hipotecario con tasas de interés competitivas, que van desde el préstamo tradicional hasta el Crédito Hipotecario Verde que incluye beneficios exclusivos.

Además, los clientes interesados pueden usar el simulador de hipotecas que tiene BBVA en su web. Así, se podrá calcular la cuota de la hipoteca, los plazos del préstamo y la cuota inicial de forma rápida y sencilla.