Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca 10 jun 2015

¿Por qué los tipos de interés están tan bajos?

Los tipos de interés están extraordinariamente bajos. En la historia reciente no habíamos tenido tipos de interés tan bajos, y muchos no podemos recordar un escenario similar. De hecho, no es raro que se hable de tipos de interés cero o negativos.

Por ejemplo, y sin necesidad de buscar mucho en la hemeroteca, no es raro toparse con alguna noticia sobre que la peseta llego a tener tipos de interés de dos dígitos. En aquella época, lo de “vivir de los intereses” no sonaba tan raro. Hoy en día, con los tipos de interés tan bajos, no parece que vivamos en el mismo mundo en el que algún día las cuentas bancarias daban un 10%. Los tipos de interés básicamente significan el precio de tener dinero hoy respecto a tenerlo mañana. En cierto modo, es traer dinero del futuro y emplearlo ahora, a cambio de pagar más en el futuro. Pero, ¿cómo es posible que los tipos de interés estén tan bajos hoy en día?

Expansión cuantitativa

Expansión cuantitativa no es una teoría sobre el origen del universo, sino que se trata de las actuaciones que ha estado poniendo en práctica el Banco Central Europeo en los últimos meses. El Banco Central Europeo regula los tipos de interés del Euro. Dado que impone un tipo para prestar dinero a los bancos de la Eurozona y otro para depósitos, el mercado está controlado por el BCE. Nadie va a tomar prestado más caro de lo que ofrece el BCE ni va a prestar más barato de lo que obtendría depositando en el BCE, que se entiende como el más seguro. Adicionalmente, los bancos centrales pueden inyectar dinero en la economía mediante operaciones de mercado, típicamente comprando bonos y otra tipo de deuda pública. De este modo, se introduce dinero en la economía.

La actual expansión cuantitativa llevada a cabo por el BCE fue aprobada bajo cierta polémica. Algunos países como Alemania estaban en contra. Lo que está haciendo el BCE, aparte de poner los tipos de interés bajos, es comprar 60.000 millones de euros mensuales de deuda pública o emitida por instituciones públicas mensualmente, al menos hasta 2016. Se le llama así porque es el nombre que se le dio a las operaciones similares que ejecutó la Reserva Federal o Fed estadounidense anteriormente, que se llamaron QE1, QE2 y QE3 (por sus siglas en inglés).

El objetivo de la QE es que los inversores dejen de invertir en deuda pública (que se considera segura) y pasen a hacerlo en otras inversiones más productivas en la economía. Además, se quiere evitar que los precios sigan bajando, ya que se teme el efecto de la deflación en la economía.

Los tipos de interés tan bajos y la expansión cuantitativa no son algo que se circunscriba sólo deaEuropa, sino que muchos países del mundo ahora mismo están ocupados en tener tipos de interés bajos. Por ejemplo, tenemos a China, Corea, Rusia, Tailandia, Israel, etc. Ahora mismo vivimos en uno de los periodos en los que los tipos de interés han sido más bajos de la historia.

¿A quién beneficia y perjudica los tipos de interés tan bajos?

En general, con los tipos de interés tan bajos, ganan todos aquellos que tienen deudas o que se endeudan para consumir e invertir. Tenemos por tanto a las familias con hipotecas a tipo variable, pero también a los estados soberanos; por ejemplo, la deuda pública de España es mayor que el PIB. También ganan aquellos que tienen inversiones a tipo fijo y largo plazo, ya que estas aumentan de valor. Los que pierden con estos tipos de interés tan bajos son aquellos que tienen inversiones en deuda pública, como por ejemplo pensionistas. También los ahorradores, que pueden ver cómo les va a costar mucho obtener rentabilidad a sus ahorros.

Independientemente de que nos beneficie o no, los tipos de interés bajos van a permanecer durante un tiempo en la mayor parte de las economías desarrolladas, al menos así lo cree el FMI. Va a acostar sacar rentabilidad a los ahorros, aunque los préstamos al consumo van a estar bastante baratos.

Otras historias interesantes