Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 04 sep 2017

Préstamos hipotecarios, una buena carta de opciones

Pensar en una vivienda es todo un reto y su ejecución representa un gran esfuerzo y compromiso para la persona y para la institución financiera que dará el préstamo. Acudir a un banco para la contratación de una hipoteca es una decisión que, generalmente, ha tenido su tiempo de evaluación. Los requisitos suelen ser varios, muchos de ellos se desconocen y en ocasiones la concesión de la financiación puede urgir. Por eso, es importante informase bien de lo que el banco nos pide para solicitar el préstamo hipotecario.

Cuando se evalúa tener una vivienda propia, una de las primeras cosas que pensamos es qué hipoteca se adapta mejor a mi necesidad o a mi realidad. Conviene hacer bien los números antes y no precipitarse en la toma de decisión.

Hay que tener presente que existen tres tipos de préstamos hipotecarios que se ofrecen en el mercado uruguayo y que los pueden encontrar en BBVA:

1. Compra de vivienda nueva o usada terminada: Es el préstamo tradicional que se financia hasta el 80% del precio del inmueble siempre que no supere el 100% del valor de remate que determina el tasador.

2. Fondo de Garantía para Préstamos Hipotecarios, para compra de vivienda nueva o usada terminada: Permite financiar hasta el 90% del precio de compra, accediendo a una garantía adicional de la Agencia Nacional de Vivienda, para grupos familiares con ingresos inferiores a 100 UR ($100.000 mensuales aprox.)

3. Para construir en terreno propio: se financia hasta el 80% del presupuesto de la obra a construir.

En las tres opciones el plazo máximo son 25 años y se puede elegir la moneda: dólares o unidades indexadas. Saber cuándo conviene una u otra alternativa tiene que ver con las preferencias y necesidades de cada persona. Lo fundamental es prestar atención a la elección de la moneda, ya que es importante que el crédito sea en la misma moneda en la que se reciben los ingresos. Si los ingresos son en pesos, lo más indicado es que el préstamo sea en Unidades Indexadas para no tener riesgo de fluctuaciones importantes del valor del dólar.

Otros temas a tener en cuenta

¿Cuáles son las formas de pago? La cuota es mensual y se debita automáticamente de la cuenta del cliente. En todos los casos, se abre una cuenta para facilitar los pagos.

¿Se puede aplazar el pago de la hipoteca? Se puede diferir la primera cuota hasta 90 días para amortiguar el impacto de los otros costos vinculados a la mudanza y la compra del bien.

En definitiva, hay que evaluar bien la vivienda que se quiere adquirir, su precio y las condiciones de la hipoteca, saber todo lo que se va a requerir para su solicitud, y tras un análisis detallado, dejándose asesorar, tomar la decisión más conveniente.

Otras historias interesantes