Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 31 jul 2018

Qué es la tasa de endeudamiento

Cualquier particular o empresa, con independencia de su tamaño, tiene en algún momento determinado la necesidad de una financiación adicional para abordar algunas inversiones o adquisiciones que se consideran necesarias. Tanto a título individual como desde el punto de vista societario.

Llegado ese momento, lo aconsejable por parte de la mayoría de los expertos es que se tenga en cuenta la tasa o ratio de endeudamiento que cada uno puede soportar, en función de distintos factores.

Las principales variables que se deben calcular difieren sobre los plazos en los que se calcule cada uno de ellos, tanto para particulares como para las empresas que pretendan acometer desarrollos o inversiones de cara al futuro.

En un principio, existe una fórmula general para poder medir la tasa o ratio de endeudamiento que se puede asumir:

Ratio de endeudamiento = Deuda total / Capitales propios

En dicho cálculo de la división de la fórmula indicada, los capitales propios deben considerarse como el patrimonio neto y la deuda total se obtiene con la suma del denominado pasivo corriente y no corriente.

El resultado de esta operación ofrece el grado de endeudamiento o apalancamiento de cualquier empresa o particular, aunque también será imprescindible tener en cuenta los plazos de financiación que cada uno tenga.

Por este motivo, se deberían aplicar un par de fórmulas complementarias para poder medir de manera más certera la tasa de endeudamiento que cada uno pueda asumir en un momento en el que se necesite una financiación adicional.

A largo

La mayoría de los expertos consideran que lo ideal es que el grueso de la financiación se encuentre a largo plazo, incluso cuando el pasivo no corriente sea inferior a la cuantía del patrimonio neto. La fórmula sería la siguiente:

Ratio endeudamiento a largo plazo = Plazo no corriente / Patrimonio neto

A corto

En este caso, la mejor posición es que el pasivo corriente se encuentre por debajo del 50% del patrimonio neto, por lo que la tasa de endeudamiento se situaría aún más por debajo que en el caso anterior. La fórmula es prácticamente igual a cuando se asume una financiación a largo plazo:

Ratio de endeudamiento a corto plazo = Pasivo corriente / Patrimonio neto

Otras historias interesantes