Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Regulación financiera Act. 05 jul 2017

¿Quién y cómo se decidirá la sede de la EBA?

¿Dónde estará la futura sede de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés)? A día de hoy, está decidido que Londres tendrá que ceder el testigo a otra ‘city’ de la Unión Europea: es una de las consecuencias del ‘brexit’. Pronto se conocerá la ciudad elegida para acoger esta institución europea, encargada de asegurar una supervisión y una regulación efectivas y consistentes del sector bancario europeo.

La decisión sobre la futura sede de la EBA se realizará mediante la organización de una convocatoria de ofertas, de acuerdo a criterios objetivos y explícitos. Los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 dieron a conocer el procedimiento para elegir la nueva sede de la EBA, así como de la Agencia Europea de Medicamentos, a finales de junio. Los países de la Unión Europea podrán presentar sus candidaturas hasta el 31 de julio, y tendrán que limitarse a proponer una ciudad por agencia.

Después, la Comisión Europea estudiará las candidaturas presentadas y emitirá su evaluación el 30 de septiembre, como fecha tope. A continuación, tendrá lugar un debate político sobre la evaluación de la Comisión. Los países que hayan presentado una o más ofertas de sede tendrán la ocasión de realizar una breve presentación de su propuesta. Finalmente, el jefe de Gobierno que ejerza la Presidencia de la UE en ese momento informará a los 27 países sobre el debate. La decisión se tomará mediante un proceso de votación y, finalmente, se tomará una decisión en otoño de 2017.

La decisión se basará en los siguientes criterios:

  1. La garantía de que la EBA pueda crearse en el lugar elegido y asumir sus funciones en la fecha en que el Reino Unido se retire de la Unión;
  2. Accesibilidad del lugar;
  3. Existencia de centros educativos adecuados para los hijos del personal;
  4. Acceso apropiado al mercado laboral, a la seguridad social y a la atención sanitaria para hijos y cónyuges;
  5. Continuidad de la actividad, es decir, capacidad de garantizar una transición fluida a los nuevos locales;
  6. Diseminación geográfica, un objetivo fijado en 2003 por los dirigentes de dar prioridad a los nuevos estados miembro en la distribución de las sedes de agencias.

La decisión se adoptará por votación en paralelo al Consejo de Asuntos Generales de noviembre. La votación consistirá en varias rondas sucesivas, con votos emitidos en votación secreta y con el mismo número de votos para cada uno de los 27 países de la UE. La primera sesión de votación se dedicará a la Agencia Europea de Medicamentos y, la segunda, a la EBA. Por último, el país seleccionado para albergar la primera agencia no podrá ser candidato para la sede de la segunda. En conclusión, dos ciudades europeas albergarán sendas instituciones europeas.

Otras historias interesantes